NO TIME TO DIE: LA ÚLTIMA – GRAN – MISIÓN DEL 007

NO TIME TO DIE: LA ÚLTIMA – GRAN – MISIÓN DEL 007

“Caras del pasado regresan, aún queda una lección por aprender” canta Billie Eilish con un tono de suspiro roto. La canción principal lleva el mismo nombre que la cinta No Time to Die, película número veinticinco en la franquicia James Bond y la última de la mano de Daniel Craig, encargado de introducir al 007 en el siglo 21.

Fiel a la fórmula, en esta entrega el agente deberá enfrentarse a un villano que pondrá su destreza, y sobre todo sus valores, a prueba. Pero al tratarse de una despedida éste no ocupará el centro de la escena.

NO TIME TO DIE

La batalla se dará entre el deber y el querer. Entre el mandato de un soldado y el sueño de un hombre común. Batalla donde todas aquellas piezas que fueron construyendo a un Bon que decide retirarse, con múltiples duelos encima, abrirán la puerta de nuevo a ese pasado que aún estando en la isla más paradisíaca y lejana de todas, nunca se puede dejar atrás.

THE MANY SAINTS OF NEWARK: LA PRECUELA DE LOS SOPRANO

No Time to Die parecía que no iba a estrenarse nunca. La pandemia reconfiguró no solo nuestra cotidianidad sino también la grilla de estrenos. La vía de estreno por streaming no significó una opción para todos. La misma no solo reduce la experiencia, sino también las posibilidades de recuperar presupuesto. Por lo que la enorme espera resultó, sin quererlo, y sobre todo en un título de esta escala, una estrategia de marketing. Durante el 2020 casi una vez por mes salía un anuncio de su estreno reprogramado. Casi jugando con la noción de tiempo de su título, la despedida de Craig se hizo esperar pero finalmente está con nosotros.

NO TIME TO DIE: EL PRINCIPIO DEL FIN

La última aventura del agente doble 0, comienza en el pasado. En una cabaña perdida en un bosque de nieve. Un paisaje que recuerda al de Los 8 más odiados (2015) de Tarantino. Donde la inmensidad y desolación de rogar por la propia vida en medio de la nada son la única posibilidad de supervivencia.

NO TIME TO DIE

Una máscara oriental partida por un tiro cubre la cara de nuestro asesino. Su voz es inconfundible. Se arrastra y se detiene en un tempo calmo pero escalofriante. A la voz de Safin, el villano de No time to Die, la oímos de forma muy similar en Mr. Robot, se trata de Rami Malek.

El blanco no solo combina con la nieve alrededor sino que revela la frialdad de sus actos. Tan solo la mirada de una niña a través del hielo se volverá el germen de una venganza postergada que teñirá toda la película.

NO TIME TO DIE

Rápidamente nos alejamos del crudo invierno para transportarnos al cálido verano italiano. Con sus calles de adoquín y carreteras sinuosas. Dentro del auto está aquella niña detrás del hielo. Es Madelaine Swan (Léa Seydoux) a quien conocimos en Spectre (2015). La enamorada de Bond pide que vaya más rápido. Siempre de piloto, con una calma y seguridad que seducen, el 007 responde: “¿Para qué hacerlo? Tenemos todo el tiempo del mundo”. 

Una vez más la idea del tiempo corriendo, solo que según quién mire el reloj sentirá que está a su favor o en contra.

NO TIME TO DIE: CUANDO EL PASADO TOCA LA PUERTA 

El pasado tocará la puerta por primera vez en la tumba de Vesper Lynd, la primera chica Bond de esta nueva era, a quien conocimos en Casino Royale. Bond decide visitarla para poder cerrar el duelo y poder comprometerse por completo en su nueva relación. 

Sin embargo, el compromiso en una relación viene de ambos lados. Un violento episodio en la visita del agente, probablemente la escena de acción mejor lograda de la película. Tiros, saltos en una moto de alta gama por las antiguas edificaciones estilo villa de Italia, desembocará en una  fuerte sospecha hacia Madeleine, a quien todos a lo largo de la cinta describen como la guardiana de secretos fundamentales.

Photo de Léa Seydoux - Mourir peut attendre : Photo Léa Seydoux - AlloCiné

Una despedida en un tren, y la promesa de que Madeline jamás volverá a ver al 007. Pero de nuevo “las caras del pasado regresan” en esta última misión no buscada.

Tras su retiro, el MI6 colocó a una nueva agente doble 0, Nomi (Lashana Lynch), personaje que servirá como punto para varios intercambios humorísticos y de competencia entre la nueva y el original 007. “Es solo un número”.

Ambos se encontrarán a lo largo del globo, en la misión de encontrar a un científico desaparecido responsable de la creación de un arma genética tóxica que, diseñada a gran escala, podría acabar con la población mundial.

M (Ralph Fiennes), James Bond y el mismo trámite de siempre, salvar el mundo.

LAS CARAS NUEVAS Y YA CONOCIDAS DE NO TIME TO DIE: 

La duración de la película no se hace cuerpo en absoluto. La variedad de paisajes contribuye a los cambios de tono de la historia. Con la breve aparición de Ana de Armas, en su Cuba natal, con el personaje de Paloma, una agente recién entrenada podemos ver la icónica imagen de Bond en su traje. Los diálogos que rozan la seducción, disfrazados de profesionalismo en el medio de una misión con la elegancia como pantalla.

Trailer de No Time To Die, ¡Ana de Armas rescata a Bond!

Luego, casi en un homenaje a El Silencio de los Inocentes (1991), Bond nuevamente es tocado en su pasado, en un interrogatorio mano a mano en una caja de vidrio con Ernst Stavro Blofeld, jefe de Spectre. Un Christoph Waltz, que maneja la escena desde la intención de su tono y mirada y se regodea al enervar al 007 haciéndole ver que a los secretos, no les pasa el tiempo. 

No Time to Die Photos: Daniel Craig Returns as 007

Si bien como última misión el villano de Malek, refugiado en su jardín de veneno, puede resultar débil y no muy convincente, la interpretación de Craig al servicio de la extorsión emotiva que éste le realiza, es el cierre perfecto para coronar al Bond más humano de todos.

EL LEGADO DE DANIEL CRAIG 

A lo largo de las cinco misiones que Craig tuvo a cargo pudimos ver al hombre detrás de una reputación que roza el mito. Lo vimos torturado y envenenado, cansado al punto de fallar su evaluación psicológica. Lo vimos lidiar con una infancia adoptiva, inclusive cuando se animó a bajar la guardia y confiar en las figuras femeninas más importantes de su vida, también salió golpeado.

Tom Ford Dresses 007 In No Time To Die | James Bond 007

Pero este es el Bond que necesitamos. Uno que viste el traje pero también las cicatrices. Un James Bond que entiende que el cuerpo y destreza física no está aislado de las emociones. Uno que dentro de su rudeza, aspira a la sensibilidad de las cosas simples y las anhela como la luz al final del túnel. La vida de agente es una cárcel, el deber ser lo contagia todo y las pulsiones de querer escapar se desvanecen frente a la verdadera naturaleza del hombre que sirve a su país. Uno que a pesar de haber renegado de ellas, sabe que su verdadera esencia está en las misiones. 

No Time to Die, es el cierre al viaje de un soldado que entiende, con una grandeza y entrega enorme, que la misión más importante de todas, la de vivir, no se trata de solo un número, el 007, sino del legado.

 

CRY MACHO: ¿LA ÚLTIMA DE CLINT EASTWOOD?

CRY MACHO: ¿LA ÚLTIMA DE CLINT EASTWOOD?

Para los fanáticos del cine, Clint Eastwood es poco menos que una leyenda viviente. Con una carrera de más de 60 años en cine y televisión, se convirtió en una estrella difícil de igualar. Ahora, con 91, estrena en cines Cry Macho, un neo-western muy sentimental. Hay quienes dicen que es su última película, pero el bueno de Clint siempre nos sorprende con algo más.

Eastwood quiso adaptar la novela de N. Richard Nash allá por el año 1988. En esa época, el actor tenía apenas 58 años y creyó que era todavía muy joven para ese papel, así que filmó una secuela de Dirty Harry. La verdad es que no se equivocó. Lo increíble es que haya estado esa misma idea rondando por su cabeza durante más de treinta años. En el medio, produjo, dirigió y protagonizó decenas de películas, muchas de ellas exitosas y premiadas. Se dio el lujo de ganar dos veces el Oscar a Mejor Director y Mejor Película el mismo año: con Unforgiven en 1992 y con Million Dollar Baby en 2004.

CRY MACHO

CRY MACHO

DE QUÉ VA CRY MACHO

Cry Macho cuenta la historia de Mike Milo (Eastwood), una vieja estrella de rodeo que perdió su fama, su familia y su trabajo. Como devolución de un favor, viaja de Texas a México para repatriar al hijo de su antiguo jefe (Dwight Yoakam). El chico, llamado Rafa (Eduardo Minett), vivía con su madre alcohólica y pasaba su tiempo vagueando y apostando a su gallo de riña, Macho. El camino de vuelta se verá demorado por las vicisitudes del territorio y las desventuras de los personajes. Un pueblo chico será hogar durante un tiempo, donde Mike conoce a Marta (Natalia Traven), la hospitalaria encargada del bar.

Vamos a aclararlo de entrada, para no generar falsas expectativas. ¿Es Cry Macho la mejor película de Clint Eastwood? No, no lo es. Pero, sin embargo, tiene algunas cuestiones destacables. Es cierto que la estrella del western puede darse el lujo de hacer lo que se imagine en sus películas, sin que nadie pueda objetarle algo (para eso tiene su propia productora, ¿no?). Pero, de todas maneras, es loable que se anime a hacer una película que escapa a muchos de los parámetros actuales.

Un ritmo lento y cansino, por momentos aletargado, está presente a lo largo del relato. Un poco, es el espejo de este cowboy anciano y frágil, que ya no está para rodeos. Cortar con ese imperativo posmoderno de mantener la atención del espectador a base de giros y acción constante, puede no gustarle a todo el mundo. Digamos que es un poco el sello de un director siempre preocupado más por la contemplación que por el ritmo. Siempre más atento al mensaje, a los valores de sus personajes, a la “fábula” que al relato en sí.

CRY MACHO

CRY MACHO

EL LADO SENTIMENTAL DEL WESTERN

Ni siquiera la historia es tan importante en Cry Macho. El preámbulo es muy corto, como si nuestro cowboy necesitara una excusa para lanzarse a una última aventura. Las complicaciones están impuestas algo azarosa y arbitrariamente. No importa, el alma de la película está en otro lado. La relación que Mike y Rafa entablan en ese viaje toca algunas fibras íntimas: el paso del tiempo, el lugar-hogar, el deber. Y, no menos importante, la hombría. Siempre bajo los códigos del western, con protagonistas hombres librados a su propia suerte, hay una vuelta de tuerca bastante actual. El valor, la fuerza física y la violencia se plantean de un modo que reconfigura el sistema clásico del género.

No es una película pochoclera. Tampoco un experimento de cine independiente. Ni siquiera un exponente del género western. En definitiva, Cry Macho es la historia que Clint Eastwood, la leyenda de 91 años, quiso contar. En este preciso momento, en el medio de una pandemia, y posiblemente entre los últimos trabajos de su vida, suena bastante a mensaje de despedida.

Ficha Cry Macho

Mirá el trailer acá

PREMIOS EMMY 2021: TODOS LOS GANADORES

STILL WITH YOU: AMOR Y MISTERIO EN COREA DEL SUR.

STILL WITH YOU: AMOR Y MISTERIO EN COREA DEL SUR.

Still with you es una de las novedades de Agosto del sello juvenil de Editorial planeta. Originada y exitosa en Wattpad, la plataforma elegida por miles de personas de todo el mundo a la hora de publicar sus historias. La novela de Lily Del Pilar se suma a la lista de fanfic que llegan a editarse en formato físico.

SINOPSIS: El oficial Jong Sungguk pensó que esa tarde de lluvia sería como cualquiera: otra inspección de rutina en un vecindario de clase media de la ciudad de Daegu, Corea del Sur. Nunca imaginó que dentro de una casa aparentemente normal encontraría a una mujer muerta y a un chico encerrado en el ático, llamado Moon Daehyun, que cambiaría su vida para siempre. Still with you es una novela única e incatalogable, inspirada en la banda BTS. Una poderosa historia de amor y superación que mezcla lo mejor del thriller psicológico con elementos de ciencia ficción.

DE CHILE PARA EL MUNDO

Still with you inició su publicación como un fan fiction LGBT basado en los miembros del grupo surcoreano BTS y cautivó a millones de lectores en toda Latinoamérica. Si bien se presenta como un thriller psicológico con toques de ciencia ficción, al adentrarse a la historia el lector se encuentra con un panorama diferente.

 Lily Del Pilar, autora oriunda de Chile, tiene una escritura llamativa, atrapante desde el comienzo del libro. La historia está narrada en tercera persona y tiene pequeños saltos temporales para explicar el pasado de los personajes principales. Para facilitar la lectura, el libro cuenta con una guía de personajes y la relación entre ellos en la primera página.

LIBRES COMO EL FUEGO: LITERATURA FANTÁSTICA, FEMINISTA E INDEPENDIENTE.

CIENCIA FICCIÓN CON TINTES HISTÓRICOS

Si bien el marco general de esta historia es la ciencia ficción, cada detalle ficticio tiene un trasfondo de historia real de Corea del Sur y está perfectamente logrado. Esos detalles ayudan mucho a que la parte de Sci-Fi sea bastante realista.

El punto que sorprendió a más de un lector es uno de los ejes de la historia: En este universo, los hombres que pueden quedar embarazados son más comunes de lo que se cree, y llevan el nombre de m-preg. Estos son codiciados por el gobierno para experimentar con ellos, a pesar de existir una ley que los protege. Esta parte de la historia, si bien extraña, es interesante dada la información que fue creada para la trama.

A pesar de esto, la trama no avanza hacia lugares que puedan incomodar o invadir al lector en demasía. La información es la justa y necesaria para comprender el eje principal.

HISTORIAS PARA LEER MIENTRAS ESPERAMOS MALAS NOTICIAS DE GENTE CON BATA O UNIFORME: ALGUIEN LA ESTÁ PASANDO PEOR QUE VOS

CON SECUELA CONFIRMADA

Si bien la historia se nos presenta como un thriller psicológico, el género brilla por su ausencia. Still with you brinda una trama más cercana a un policial o una novela de misterio. Aún así, resulta atrapante de principio a fin.

A través de sus 360 páginas vamos a encontrar también tramas secundarias interesantes de la historia que se resolverán en la segunda parte, Still with me. La misma está confirmada para salir en Noviembre de este año bajo el mismo sello editorial.

 

Still with you - Lily del Pilar Still with you - Lily del Pilar

SOBRE LA AUTORA:

Lily Del Pilar nació el 17 de enero de 1992 y reside actualmente en su ciudad natal, Santiago de Chile, donde finalizó la carrera de Ingeniería Civil en Geografía. A los quince años escribió su primera historia, pero no fue sino hasta su último año de carrera universitaria cuando logró publicar su novela Mi vida es un desastre. En la actualidad trabaja ejerciendo la ingeniería y en sus tiempos libres escribe fanfic sobre los integrantes de la banda BTS. Así fue como nació Still with you.

REVIEW – CRUELLA: CUANDO EL MAL SE VISTE BIEN

REVIEW – CRUELLA: CUANDO EL MAL SE VISTE BIEN

El mercado de la nostalgia sigue agregando live actions de aquellos clásicos de Disney que veíamos para perdernos entre colores, momentos musicales y todo tipo de escenarios, sin analizar tanto todo. Con la llegada de Disney Plus pareciera haber uno nuevo todos los meses al cual diseccionar hasta el infinito. Tras el tropiezo que fue Mulán la carismática Emma Stone toma la posta en Cruella, película que no da puntada sin hilo.

Hacemos uso de el dicho popular, porque nuestro personaje principal se mueve por intereses. La película se enfoca en la juventud de la villana. En la que secretos de familia y, por sobre todo, la sed de protagonismo que la competencia del mundo de la moda exige, conducirán a forjar la personalidad responsable de aquel famoso tapado hecho de piel de dálmatas, años más tarde. 

LA CALMA ANTES DE LA TORMENTA

Con un muy bien logrado acento inglés, acompañado de su distinguible voz áspera, Emma Stone nos relata la infancia de Estella, a la que personificará años después en la Londres de los años 70.

Estella es una niña prodigio que combina estampados y bocetea siluetas de alta costura con total naturalidad, mientras se mete en problemas gracias a su innata rebeldía. Su pelo bicolor, al que la madre intenta pasar desapercibido con un sombrero, para preservarla de las críticas de extraños, es uno de los tantos signos ocultos, pero que siempre estuvo ahí, que luego desembocará en la Cruella que todos conocemos.

Tiempo después, y tras un duelo inesperado, vemos a una Estella de melena colorada que encontró su manada: Horacio (Paul Walter Hauser) y Jasper (Joel Fry), sus dos compañeros de piso y secuaces. Estella los usará de excusa para desplegar todos sus dotes creativos en infinidad de disfraces con los que robarán y harán de las suyas  para mantener el estilo de vida que desean, pero no pueden permitirse.

CRUELLA: CONSTRUIR UNA VILLANA A PARTIR DE OTRA

Como regalo de cumpleaños, Estella consigue trabajo en la tienda de sus sueños: Liberty’s. Una tienda de gusto refinado, pero quedada en el tiempo. No pudiendo quedarse quieta, el personaje de Emma Stone interviene una vidriera, en la que resalta un vestido poniendo su marca propia. Su audacia, es lo que llama la atención de la icónica diseñadora: Baronesa von Hellman, la villana de la cinta.

Emma Thompson, construye un personaje sumamente desagradable. Que desprecia todo lo que no encaja en sus estándares, y que aprovechará cualquier ventaja para mantener su estatus de privilegio.

Es aquí donde inevitablemente podemos caer en comparaciones con El Diablo Viste a la Moda (2006) .La aprendiz con grandes ideas pero inexperta en el negocio, y la ya consolidada maestra de gusto exquisito que logró construir su imperio por no reparar en sus modos.

Todo va bien, Estella no tiene inconvenientes con el nivel de exigencia, crear vanguardias es para lo que ella nació hasta que secretos del pasado, reavivan la culpa y vergüenza de Estella.

El choque entre ambos personajes, y la constante competencia, siempre con elegancia y estilo, dejarán a la sensible Estella atrás, para poner en el centro de la pasarela a la despiadada Cruella.

Una genio de la moda, con creaciones rockeras y poco convencionales, del que ni la prensa ni la Baronesa conocen su origen. En los diálogos entre ambas Emmas, cobra fuerza la dosis de humor sarcástico que personajes tan poco amigables como éstos, utilizan para marcar territorio. Ambas actrices hacen excelente uso de los silencios y miradas cargadas de desprecio para regalarnos momentos de tensión permanente al mismo nivel que un depredador y su presa.

Desde aquí, el despliegue de vestuario se apodera de la escena. Desde un vestido en llamas que inevitablemente nos recordará a Katniss Everdeen, a un número musical donde el blanco y el negro nos recuerdan que la figura de los dálmatas, se reduce a meras referencias en paletas cromáticas, desaprovechando así a los perros verdaderos.

CRUELLA: DIME CÓMO VISTES Y TE DIRÉ CUÁN MALVADO ERES

Cuero, bastones, encajes, y accesorios punk, son algunos de los signos que aparecen en la transformación oscura de nuestra joven amante de la moda.

Cruella es una historia que impacta visualmente toda su duración. El ritmo de la película es tan preciso como las puntadas de un vestido, lo que hace que para disfrutarla haya que verla una sola pieza. Si sacamos nuestra mirada filosa, como la navaja con la que la Baronesa emprolija los maniquíes, fallas vamos a encontrar. Efectos de CGI, que no aportan más que inverosimilitud, figuras claves como el trío de dálmatas puestos más que en un segundo plano, entre otros.

Sin embargo, Cruella funciona en buena parte porque no cae en forzar temáticas actuales en historias que no la necesitan. Resulta placentero ver la naturalidad con la que Emma Stone se apodera del personaje, pisando firme y con un tono justo entre desprecio y goce a la hora de referirse a sus enemigos, sin dar explicaciones o teniendo que verse involucrada en relaciones románticas.

En ese cambio de identidad, hay una sed de poder, una necesidad de hacerse oír, sin sombreros que oculten aquello que nos hace diferentes. La oscuridad siempre estuvo presente en Estella, y una vez que Cruella toma el poder, no hay vuelta atrás.

La película no logra de terminar de construir a la villana de forma completa. Construye a Cruella, no a Cruella de Vil. Aquella capaz de asesinar dálmatas para lucir un tapado de piel. La cinta tan solo la esbosa sútilmente en la escena poscréditos.

Como cantaba Emma Stone en La La Land (2016) unos años atrás, “la locura es la clave” (“A bit of madness is key“), y  Cruella tan solo muestra los inicios de ella.

Cruella