LIBRES COMO EL FUEGO: LITERATURA FANTÁSTICA, FEMINISTA E INDEPENDIENTE.

LIBRES COMO EL FUEGO: LITERATURA FANTÁSTICA, FEMINISTA E INDEPENDIENTE.

Libres como el fuego es la primera novela de Julián Contreras. Una historia corta del género fantástico, de tan solo cien páginas. Cuenta con una historia repleta de personajes fuertes. Un elenco de mujeres que no quieren ser dominadas y un escenario fantástico que se parece al mundo actual.

SINOPSIS: Un barco tripulado por brujas de diversos rincones del mundo recoge a un personaje exiliado de un pueblo atravesado por la codicia. Una novela ambientada en una dimensión tan fantástica como atroz, llena de horrores y maravillas: mujeres oprimidas, dogmas peligrosos y el fantasma del colonialismo orbitando en esta historia anegada de prodigios, penurias y fascinaciones.


⠀La primera novela de un autor con trayectoria

“una novela que entrelaza la fantasía épica y el género maravilloso, con los intereses y preocupaciones de la narrativa latinoamericana: el peso de las naciones hegemónicas sobre los pueblos nativos a través de la religión y la conquista, la violencia contra la mujer en distintas sociedades, la desolación de los migrantes en tiempos de guerra, entre otros temas”

Con una trama detallada, te invita a conocer la vida de las brujas que luchan por mantenerse independientes y no responder a autoridades. El autor no solo logra construir un mundo interesante, también hace que la trama sea impredecible. Desde el comienzo hace que no puedas dejar de leerlo.

THE FATHER: UNA MENTE INCONTROLABLE.

Entre los personajes, hay diferentes historias y narrativas que no tienen nada qué envidiarle a clásicos de la literatura latinoamericana. Es muy fácil adentrarse al mundo creado por Contreras, quien con su pluma lleva al lector a través de aventuras cuyo foco se centra en no volver a una vida de sufrimiento. Cada vez que suman a un pasajero a la Lucrecia Liberta, se escucha la misma frase “Nunca más”.

“No hay mar que se embravezca sin el ímpetu de las primeras olas”

Libres como el fuego es atrapante, pero tiene puntos a tener en cuenta. Es una novela cuya escritura requiere concentración y paciencia, ya que el cambio temporal quizás puede confundir. Tiene personajes con nombres complicados y, en ocasiones, la historia se mueve de un lugar a otro sin parar. Por último, en algunos casos se demostró que vendría bien tener un mapa para ubicarse correctamente. Debido a esto, el autor presentó un perfil de Instagram en el que comparte con el público más detalles de este mundo, incluyendo el esperadísimo mapa. 

Como la trama de piratas del caribe, pero feminista

Algo que se destaca en Libres como el fuego es la tripulación de la Lucrecia Liberta. Un grupo de brujas que escapan de diferentes lugares y con historias de vida complicadas, son las encargadas del barco que se transforma en refugio para el personaje principal, Jorahí. A través de sus relatos, iremos conociendo cada historia, y el punto de inflexión que las obligó a abandonar sus tierras y sumarse a una tripulación sin rumbo. Si Disney se encontrara con esta historia, muy probablemente la usaría para un spin-off de Pirates of the caribbean, en versión Feminista.

RUN: “NO TE NECESITO”

Libres como el fuego resulta una novela atrapante, que confirma que Julián Contreras como autor puede incursionar en diferentes géneros y crear mundos sorprendentes.

Libres como el fuego

Libres como el fuego

SOBRE EL AUTOR

Julián Contreras Libres como el fuego

Julián Contreras

JULIÁN CONTRERAS nació el 27 de octubre de 1993 y es oriundo de Merlo, Buenos Aires. Es escritor, reseñista, estudiante de letras y editor.
Después de haber publicado dos libros de cuentos (La culpa de los inocentes y Como ondas en el agua), incursiona en el género de la novela con una obra que entrelaza la fantasía épica y el género maravilloso con los intereses y preocupaciones de la narrativa latinoamericana.

THE FATHER: UNA MENTE INCONTROLABLE.

THE FATHER: UNA MENTE INCONTROLABLE.

Hay películas que dan más miedo que las de terror, y son las que tocan temas relacionados a la vida real. En este caso, The father resulta ser parte de este último grupo, dándonos un vistazo amplio a lo incontrolable de la vida con demencia.

¿DE QUÉ TRATA?

The father comienza como un drama bastante normal con una dinámica simple. Anne (Olivia Colman) está empezando a perder la paciencia con su padre. Anthony (Anthony Hopkins), es un hombre de 80 años con demencia que se rehúsa a vivir con una cuidadora. Anne se va a mudar a París, y necesita que su padre esté a salvo mientras ella está lejos. Acá comienza la problemática principal de la trama: “No necesito que me cuiden, yo puedo solo.”

OSCARS 2021: MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Para Anthony la vida es bastante confusa, los lugares y las personas cambian constantemente en su cabeza y no está seguro de dónde está parado. Esto se vuelve más pronunciado cuando entiende que su hija lo está por abandonar. Algunas cosas, sin embargo, quedan fijas en su mente: Un reloj, una pintura, una cena, y una conversación.

The father

The father

Florian Zeller logra transformar su aclamada obra de teatro en un filme que atrapa al público en la mente de Anthony, haciéndolos partícipe de su confusión, mezclando nombres y hechos que no sabemos si son reales.

La historia logra marearte lo suficiente a medida que los personajes que entran y salen de escena cambian de nombre, de rostro, e incluso el departamento (“su” departamento) es amoblado y vaciado en cuestión de segundos. Una forma ingeniosa de mostrarnos el estado mental de una persona con demencia que se rehúsa a perder el control sobre su propia vida.

Así mismo, también permite ver el punto de vista de su hija y cuidadoras, quienes intentan acomodarse a la mente cambiante y el temperamento del hombre. “Tiene sus maneras” es la frase que se repite entre ellas.

BLACK WIDOW: ¿CÓMO QUEDÓ EL CALENDARIO DE ESTRENOS DE MARVEL?

La película tiene incógnitas con respuestas tacitas, tales como dónde está Lucy, la hija que Anthony no ve hace mucho y sin embargo es su favorita. Preguntas que desencadenan momentos de gran temperamento y traen consigo situaciones que dejan al espectador con el corazón roto.

Hopkins, al prode de los Oscar ’21

La actuación de Hopkins es una clara reivindicación después de The two popes (2019) posicionándolo como uno de los principales candidatos a ganar el Oscar por mejor actor. En la piel de Anthony, logra hacerte conectar en todos los sentidos con sus experiencias. Es increíble y desgarrador cuando quiere explicarse de manera racional, incluso cuando su mundo se ve sacudido repentinamente. Se puede ver en sus reacciones silenciosas que de nada sirve preguntar, cualquier respuesta que reciba será usada en su contra

The father

The Father

Colman, por otro lado, tiene momentos impactantes en la posición de quien ve a su ser querido deteriorarse rápidamente. Una construcción de personaje increíble que dialoga perfectamente con el espectador, expresando frustración incluso sin líneas de dialogo.

Todo esto está hermosamente acompañado de la musicalización del compositor italiano Ludovico Einaudi.  

En tan solo 97 minutos, The father deja una historia desgarradora, en la que Zeller lleva al espectador cada vez más profundo, sabiendo que la situación no va a mejorar. Es una experiencia que muchas personas quizás prefieran evitar, pero si se animan a verla, van a tenerla en la mente por más tiempo del que esperarían.

RUN: “NO TE NECESITO”

RUN: “NO TE NECESITO”

Muchas situaciones son capaces de generar un campo fértil para el suspenso. En los últimos años, se han visto varias historias donde las capacidades diferentes de los personajes configuran un escenario propicio para el género. Es el caso de Hush (Mike Flanagan), donde la sordomudez de su protagonista da a la narración un resultado único. Run, la nueva película del director Aneesh Chaganty (Searching) ofrece un thriller familiar con una heroína particular: está en silla de ruedas. Estrenada a fines del año pasado, acaba de aterrizar en Netflix y ya está entre lo más visto en la plataforma en la Argentina.

Diane (Sarah Paulson) dio a luz a una beba prematura con algunas complicaciones. Años después, esa beba ya es una adolescente a punto de ingresar a la universidad. Chloe (Kiera Allen) vivió toda su vida en casa, donde recibió educación y cuidados por parte de su madre. Ella tiene que superar la difícil situación de crecer con varias enfermedades, como diabetes, asma y una parálisis en sus piernas. Sin embargo, parece llevarlo bastante bien gracias a la ayuda de su mamá. Al menos eso cree, hasta que empieza a sospechar de que su madre le oculta algo.

RUN

RUN

SUSPENSO BIEN CONSTRUIDO

Si bien no se trata de una película del todo innovadora, ni por su temático ni por los aspectos técnicos, Run tiene varios puntos altos. Para empezar, es directa, va al punto sin vueltas innecesarias ni rodeos de la trama. Eso no impide que haya grandes películas que utilicen la digresión como recurso y funcione muy bien. Pero, en este caso, no hace falta porque el clima que se construye es de suspenso creciente. Si tenemos una situación que se va tensando cada vez más hasta llegar al clímax, es lógico que no nos distraigamos con hilos narrativos que no conducen a nada, porque se perdería el efecto.

OPERATION VARSITY BLUES: LA EDUCACIÓN-MERCANCÍA

Sin embargo, la narración directa no quita lugar a los detalles. Hay cabos sueltos que se van a ir atando, hay secretos que se van a ir develando. Y todo se va desenvolviendo por capas, cada vez más profundas. Hay varias escenas que constituyen en sí mismas focos de tensión, aunque aparenten ser situaciones inocentes o cotidianas. Si hay algo en lo que se puede ver la mano del director, es en lograr ese suspenso usando variedad de recursos. Diálogos que se dilatan, contratiempos mínimos que demoran las acciones y un enfoque cambiante de la cámara que refleja la impaciencia de la protagonista.

RUN

RUN

UN GRAN DEBUT

También hay que destacar el trabajo de las dos actrices protagonistas de Run. Por un lado, Sarah Paulson (American Horror Story) ya tiene una larga trayectoria interpretando mujeres con un aire amenazante o sospechoso. En este caso, lo hace de manera brillante al darle vida a una madre obsesiva y sobreprotectora, con un dejo de dulzura y confianza. Y, por otro lado, tenemos el debut en cine de Kiera Allen, que se convirtió en la segunda mujer en silla de ruedas en protagonizar una película de suspenso. Demuestra todo su talento al transmitir emociones muy profundas por parte de una hija que descubre la perturbadora verdad sobre su madre. Realmente, Allen es un hallazgo más que interesante.

Run no es una película que cambie las reglas o que impacte por su historia o recursos técnicos. Pero es un buen thriller, consigue generar el suspenso, que es su arma principal y lo que vamos a buscar cuando la elegimos en el catálogo de Netflix. El director Aneesh Chaganty ya había logrado sorprender con su primera película Searching, del 2018, con una puesta en escena novedosa. Ahora, vuelve para reafirmar su predilección por el suspenso, y empezar a construir un sello propio para su obra.

 

OPERATION VARSITY BLUES: LA EDUCACIÓN-MERCANCÍA

OPERATION VARSITY BLUES: LA EDUCACIÓN-MERCANCÍA

Hace dos años, se destapó el fraude educativo más importante en la historia de los Estados Unidos. La noticia, que no tuvo tanta repercusión en nuestro país, fue una muestra más de que los ricos pueden moldear las reglas a su antojo. Una estafa multimillonaria en el proceso de ingreso a las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, que involucró a grandes empresarios y estrellas de Hollywood. El documental Operation Varsity Blues: The College Admissions Scandal nos muestra el mecanismo del fraude. Pero, en el camino, vemos cómo el sistema de exclusividad y prestigio de las casas de estudio no hace más que fomentar la desigualdad.

La historia que cuenta Operation Varsity Blues está basada en una investigación del FBI sobre el coach universitario Rick Singer (en el film, interpretado por Matthew Modine). Su trabajo, como el de tantos otros en EEUU, es el de preparar a los estudiantes del secundario para el arduo proceso de ingreso a la universidad. Hay que situarnos en una sociedad como la norteamericana para entender esta lógica abrumadora y angustiante. Las principales universidades yankees reciben cientos de miles de aplicaciones de ingreso, pero solo unos pocos logran entrar. De hecho, mientras más bajo es ese porcentaje, más prestigiosa es la universidad. La educación en estos establecimientos es vista como un signo de status para las familias. Entonces, la búsqueda por ser aceptados se convierte en una competencia feroz entre los adolescentes.

LA PUERTA LATERAL

Básicamente, hay tres formas de ingresar a Harvard, Yale, USC o cualquiera de las otras casas de élite. La primera es por mérito, mediante exámenes de aptitud, cursos avanzados y demás menesteres. Lo cierto es que muy difícil ganar un lugar entre una cantidad enorme de aplicantes. La segunda forma es mediante la “puerta trasera”, que básicamente es hacer una donación millonaria a la universidad. No hay garantía de entrada, pero mientras más grande sea la donación, más chances de entrar. Y la tercera, es a través de los cupos por deporte. Las universidades reclutan a los deportistas talentosos para que formen parte de sus equipos, y así muchos pueden acceder a los estudios universitarios. Y es acá donde entra Rick Singer y su “puerta lateral”.

Este estafador profesional encontró la manera de garantizar el ingreso a las principales universidades sin la necesidad de ser un genio ni donar una millonada. ¿Cómo? Fácil: por unos cientos de miles de dólares, Rick se encargaba de sobornar a quien hiciera falta, y hacer figurar a los hijos de los ricos como grandes deportistas. Obviamente, los entrenadores de algunos deportes no tan populares recibían su parte de la torta por reclutar a estos chicos y chicas, aunque en su vida hubieran tocado una pelota. Denominada operación Varsity Blues, esta estafa permitió el ingreso a las principales universidades de los hijos de grandes empresarios y algunas celebridades de Hollywood.

OPERATION VARSITY BLUES

OPERATION VARSITY BLUES

RECREACIÓN O TESTIMONIO

Hace rato que Chris Smith viene demostrando su capacidad para el formato documental, en varias entregas de Netflix. En su currículum como director figuran los trabajos en la genial Jim & Andy y en la increíble historia de Fyre. Como productor, debemos sumar la espectacular y alocada Tiger King. Sin embargo, ninguno de estos trabajos se asemeja, en su formato enunciativo, a Operation Varsity Blues. Es que la forma de abordar esta historia es un tanto diferente al clásico documental. Básicamente, el grueso de la película se conforma de recreaciones y no de imágenes testimoniales. Si bien es cierto que se van entrecruzando fragmentos de entrevistas y otros materiales “reales”, en su mayoría el documental es actuado. Pero esto no le quita verosimilitud.

El apoyo fundamental está en las escuchas telefónicas del FBI, que son repetidas al pie de la letra. Los actores reproducen las transcripciones palabra por palabra, lo que le aporta un buen ritmo dramático sin dejar de ser fiel a la verdad. Este modo de reconstrucción ficcional de un hecho real no deja de ser polémico. Hay quienes lo aceptan como un recurso válido, y quienes lo odian profundamente. Y es que si no está logrado con sutileza, la caracterización burda no hace más que desacreditar cualquier historia que se quiera contar seriamente. Pero, por suerte, eso no es lo que pasa en Operation Varsity Blues.

EDUCACIÓN EN VENTA

Más allá de las culpabilidades personales, las condenas y la trascendencia mediática de algunos personajes, lo que está en juego en Operation Varsity Blues es el sistema perverso de la educación superior en Estados Unidos. Los padres ricos pagan por el privilegio, para asegurarse un status familiar. Los intermediarios, como Rick o los entrenadores, aprovechan el hueco para sacar una tajada. Pero son las universidades las que reciben donaciones cada vez más grandes, mientras miran para otro lado. El prestigio educativo se vende por cifras millonarias, en un sistema elitista que no hace más que fomentar la locura por pertenecer a cualquier costo. Siempre habrá alguien dispuesto a pagar por quedarse con un lugar, sea por la puerta trasera, lateral o cualquier otra. Y habrá otro, sin los recursos, que se quede afuera.

EL ASCENSO DE FEAR THE WALKING DEAD

EL ASCENSO DE FEAR THE WALKING DEAD

Hace algunas semanas te contamos el camino recorrido por Fear The Walking Dead para recuperar el aprecio de los fanáticos de esta franquicia. No obstante, todo quedó inconcluso cuando la temporada seis se vio en la obligación de suspender los rodajes como consecuencia de la pandemia.

En 2020, la sexta temporada de Fear solo emitió siete de los ocho episodios que completaban la primera mitad de su emisión.

Recién el próximo 12 de abril, Fear The Walking Dead retoma sus emisiones para emitir el postergado midseason y, una semana después, el episodio que inaugura lo que se denomina como temporada 6, parte B.

En Spin-Off tuvimos la oportunidad de ver los episodios 8 y 9 de Fear The Walking Dead y a continuación vamos a comentarte, sin spoilers, qué se podés esperar de este postergado regreso.

FEAR THE WALKING DEAD: LA SERIE QUE VOLVIÓ DE LA MUERTE

EL PUNTO DE PARTIDA

El episodio 6×08 de Fear retoma la historia en el mismo punto en el que quedó durante su última emisión.

El grupo se ha desmembrado y si bien algunos personajes lograron evadir los controles de Virginia, la villana en cuestión todavía domina la situación.

Protagonizado en gran parte por John Dorie (Garret Dillahunt), Fear aprovecha para adoptar una vez más la estética Western que tan bien le queda a este personaje. Después de verse obligado a dejar atrás a June (Jena Elfman), el pistolero intenta encontrar su nuevo lugar en el apocalipsis zombie.

Por su parte, Morgan Jones (Lennie James) persiste con su idea de construir una nueva comunidad en el refugio que encontró en los episodios pasados para llevar allí a quienes continúan bajo el dominio de Virginia.

En consecuencia, ambos personajes se las verán por su cuenta, buscando la mejor manera de llevar adelante sus planes.

Fear-TWD-Episodio8-John-Dorie-Garret-Dillahunt 

UNA TRAMA QUE DEVELA INCÓGNITAS Y PRECIPITA EVENTOS

A lo largo del episodio, se perciben guiños y referencias a escenas de temporadas anteriores. De hecho, hasta cierto punto de la trama, da la sensación de que la historia tiende a repetir algunos elementos por demás utilizados en la franquicia.

Sin embargo, gracias al excelente trabajo de Dillahunt, el episodio mantiene la atención del espectador hasta el momento en que la trama se torna, por lo menos, extraña.

Para esa altura, cuesta recordar que se trata de un episodio de mitad de temporada en lugar de un capítulo más de la serie y cuando los eventos se precipitan, la gran sorpresa no tarda en llegar.

Al igual que la serie principal, Fear The Walking Dead sabe jugar y muy bien, con los cliffhangers de mitad y final de temporada. Sin embargo, en esta ocasión, llega incluso un poco más allá de lo normal.

Jena-Elfman-June-Fear-TWD-6-B

FEAR SE CONVIERTE EN THE WALKING DEAD

Las comparaciones son odiosas, es cierto. ¿Pero cómo no comparar a las dos series que prácticamente llevan el mismo nombre?

The Walking Dead se hizo grande debido al coraje que sus creadores mostraron durante las primeras temporadas, cuando cualquier cosa le podía pasar hasta al personaje más importante.

Desde hace un tiempo que Fear TWD ha tomado el rumbo de la serie principal exponiendo a los protagonistas a situaciones bastante tensas. No obstante, el episodio 6×08 se anima todavía a más.

Antes del final del episodio, el espectador encontrará las respuestas de algunos interrogantes que quedaron pendientes durante el año pasado. En consecuencia del final, las respuestas obtenidas tal vez no sean las deseadas.

Aquellos que disfrutan de series como The Walking Dead y Fear TWD, lo hacen sabiendo que en algún momento tocará pasarla mal. Cerrar los ojos frente al televisor, llevarse las manos a la cabeza y sentir el corazón peleando por salir del pecho, resulta habitual para este tipo de espectadores.

El midseason de la temporada 6 incluye todo lo que acabo de mencionar.

Poco se puede agregar sin arruinar la experiencia del espectador pero vale la pena destacar que el final del episodio, se encuentra a la altura de los mejores (peores) capítulos de The Walking Dead.

LOS MEJORES 10 EPISODIOS DE THE WALKING DEAD

Alicya-Morgan-Dwight-Strand-6B-Fear-TWD

FEAR THE WALKING DEAD HACIA NUEVOS HORIZONTES

Antes de estrenar los primeros siete episodios de la temporada, tanto los actores como los guionistas y productores, destacaron que Fear llevaría a sus espectadores a través de tramas cada vez más oscuras.

El final del octavo episodio y el inicio del noveno, son una buena prueba de ello.

Para el episodio nueve (el que originalmente tenía que ser el inicio de la segunda mitad), la sucesión de acontecimientos no puede detenerse y el final de ciertos arcos argumentales resulta evidente.

En consecuencia, Fear The Walking Dead podía tenía solo dos opciones: reordenar las tramas con un episodio de transición que sirviera para establecer nuevos horizontes o utilizar lo sucedido en el capítulo anterior para movilizar las tramas a terrenos más emocionantes.

Sin ahondar en detalles, una vez más, los realizadores tomaron la decisión correcta.

Ambos episodios sorprenden, emocionan y movilizan al espectador. Más allá de la apreciación final que puede no ser la misma entre diferentes fanáticos, la certeza de que Fear The Walking Dead ha decidido jugar con nuevas cartas es innegable.

Sin dudas, el impacto de los primeros episodios de esta segunda mitad de temporada se verá reflejado en redes sociales de manera inmediata. En consecuencia, mi consejo es que vean el capítulo tan pronto como sea emitido ya que se hablará mucho de ellos y evitar los spoilers no será tarea sencilla.

Están advertidos.

REVIEW: GODZILLA VS KONG – LA BATALLA DE TITANES

REVIEW: GODZILLA VS KONG – LA BATALLA DE TITANES

El jueves 25 de marzo se estrenó en nuestros cines Godzilla vs Kong, una de las primeras películas en estrenarse en cines desde la pandemia. Monstruos gigantes golpeándose por todo el planeta en una batalla enorme. Esta reseña contiene algo de spoilers, por lo que se recomienda leer teniendo eso en cuenta. Y como siempre, las mejores reseñas están en Spinoff Tv.

¿DE QUÉ TRATA?

Se trata de la tercer película de Godzilla del universo cinematográfico MonsterVerse. En King of the Monsters, Godzilla había derrotado a Ghidorah, el rey de los monstruos, con la ayuda de Mothra. Godzilla había quedado en la memoria de muchos como un defensor de la humanidad, pero Godzilla vs Kong comienza con él destrozando una costa, concretamente un laboratorio de Apex Cybernetics y ahora deben derrotarlo para salvar la tierra. 

Alexander Skarsgård encarna al Dr. Nathan Lind, un geólogo que se encarga de la misión hacia la tierra hueca, un ecosistema en el centro de la tierra y de donde creen que vienen los monstruos gigantes. Para ello, utilizan a Kong, un gorila gigante que está bajo el cuidado de la doctora Ilene Andrews (Rebbeca Hall) y su hija adoptiva Jia (Kaylee Hottle), una huérfana de la tribu Iwi que tiene un vínculo especial con Kong.

Apex tiene la misión de ir a la tierra hueca para entender el origen de los titanes y salvar a la humanidad de la ira de Godzilla, pero pronto descubrimos que esos no son sus propósitos reales. Por otro lado, Madison, interpretada por Millie Bobby Brown, escucha un podcast conspiranoico y cree que el ataque de Godzilla tiene mucho más detrás. Por ello decide, junto a su amigo Josh (Julian Dennison) ir a buscar a Bernie (Brian Tyree Henry), el creador del podcast y técnico en Apex Cybernetics

GODZILLA VS KONG

JIA Y LA DRA ILENE

LA CIENCIA QUE NADIE PIDIÓ

Lo bueno de las películas kaijū (monstruos gigantes) es que no tienen que tener una gran premisa, solo una excusa. Por más que intenten disfrazarla, es eso: monstruos enojados que se quieren golpear repetidas veces por sus instintos. La película tiene dos grandes problemas y uno de ellos es que sobre explican todo para darle un sentido que nadie pidió.

De por sí tenemos dos laboratorios importantes en la película, Monarch y Apex. Apenas se menciona a Monarch, pues Apex tiene el antagonismo en esta película. Su director Walter Simmons y su hija Maya tienen planes para su propio beneficio junto al ingeniero Ren Serizawa, hijo del difunto científico Ishirō Serizawa (Demián Bichir, Eiza Gonzáles y Shun Oguri)

El problema es que sobre-explican todo el tiempo la ciencia que rige el universo. Es como un bombardeo constante de información que más que explicar logran confundir al espectador para que termine con un “aahhh, son muchas palabras raras, tiene sentido”. Es entendible que sea necesaria una premisa de fondo para que se de Godzilla vs Kong, pero es lo que menos importa. Por más ciencia que haya, complejizarla tanto para que suene complicada no creo que sea la solución.

GODZILLA VS KONG

GODZILLA VS KONG

LOS MONSTRUOS SON MEJORES QUE LAS PERSONAS

El segundo gran problema de Godzilla vs Kong es que sus personajes humanos son planos o insoportables, no hay punto medio. Podemos segmentar los personajes humanos en tres grupos reducidos: el equipo científico bueno, conformado por Ilene, Nathan y Jia, encargados de Kong; Madison, Josh y Bernie como los que quieren descubrir la verdad y entender a Godzilla y los malos de Apex, que son Walter, Maya y Ren.

El equipo Kong es plano pero excelente y se destaca la interpretación de Kaylee Hottle, una nena hipoacúsica cuyo personaje también lo es. Ella usa lengua de señas para comunicarse con Kong y con su madre adoptiva. El vínculo con el titán es el más emocional que se ve. Las interpretaciones de Rebbeca y Alexander son buenas, sus personajes no son más que científicos que les tocó estar ahí y logran con su cometido. Los villanos son para reírse, es muy difícil tomarlos en serio. Incluso el antagonista principal, Walter Simmons, trata de ser un alivio cómico en ciertos momentos y le saca seriedad al asunto. Su hija Maya interpreta a una snob insoportable, de esos personajes que es malo porque sí. Ren apenas se lo muestra, solo es un secuaz y dice sí a todo.

El problema está en el equipo conspiranoico. Su función es mostrar qué pasa detrás de las intenciones de Apex, pero la película sería mucho mejor sin ellos. Josh y Bernie intentan ser alivios cómicos todo el tiempo, como el niño gordo de anteojos fracasado y el loco de las conspiraciones, tópicos muy quemados. Madison es una adolescente rebelde y cool, ese es su papel. El problema es que son exageradamente insoportables, tratan de hacer chistes cada 2 minutos y cuando aparecen en pantalla es realmente agotador. También intentaron introducir a muchos personajes, sobre todo a Bernie, como personas con un pasado profundo en tan solo 25 minutos. No se puede empatizar porque te tiran la información como una bomba y después los dejan en el rol de personajes para reírse.

 

GODZILLA VS KONG

MADISON, JOSH Y BERNIE

RAYA Y EL ÚLTIMO DRAGÓN: UN GRAN ACIERTO

LA PELÍCULA EN SÍ

Los monstruos de la película son excelentes. Kong está mejor construido que cualquiera de los humanos, sobre todo su vínculo con Jia. Tiene más emociones que muchos y un verdadero trasfondo, independientemente de que es su segunda película. En cambio, honestamente la película se debería llamar Kong vs Godzilla, puesto que aparece muy pocas veces el lagarto nuclear de CGI que todos queremos. 

Al ser una película pochoclera, no hay que darle mucha vuelta en temas de composición, puesta en escena y demás, dado que lo principal son las escenas de acción. El resto de la película, donde no hay monstruos, el soundtrack no destaca mucho, la paleta de colores suele ir de cálidos amarillentos de las zonas tropicales a azules y violetas cibernéticos en los laboratorios. En cambio, las escenas de batalla dejan la piel de gallina. El soundtrack es descomunal, uno se siente realmente pequeño al ver pelear a ambos titanes.

El primer encuentro se da en el océano, donde se desata una batalla subacuática muy tensa. El escenario es desesperante por estar bajo el agua y hay una clara desventaja para el gorila gigante, cosa que se logra transmitir. Los colores dejan de ser vibrantes y se vuelven turquesas apagados. El segundo se da en Hong Kong, pero no es la típica ciudad que solemos ver, sino que es un paraíso de neón en medio de la noche. Esta escena tiene dos problemas particularmente: el pelaje y las escamas de los titanes son de tonos oscuros, cuesta diferenciarlos a veces dado que la iluminación de colores neón es muy focalizada. El otro problema es que Kong y Godzilla tienen un grito muy parecido, entonces cuando se peleaban no sabías quién gruñía a quién, sumado a la oscuridad de la escena. 

Otra cuestión algo rara a nivel cinematográfico son las cámaras. A veces había perspectivas POV (point of view) que quedaban muy fuera de contexto y desorienta al espectador. Las batallas suelen tener bastantes planos americanos, pero hay momentos donde la cámara se enfoca como si fuéramos Kong dándole una piña a Godzilla y te saca del clima. 

GODZILLA VS KONG

GODZILLA VS KONG

¿DEBERÍAS VER GODZILLA VS KONG?

Si te gustan los monstruos gigantes, es casi obligatorio verla. Es una película para olvidarse de todo y ver golpes de titanes que pueden destruir la tierra, no una película indie francesa que se estrenó en los festivales más excéntricos de Europa. El plot twist está bueno, uno no se lo espera demasiado pero deja un poco que desear. El final es satisfactorio pero predecible desde el primer acto de la película. El CGI es muy bueno y tienen muy pulida la captura de movimiento para las expresiones.

Pueden ver Godzilla vs Kong en los cines de nuestro país con todos los protocolos correspondientes.