Entrevista exclusiva a Adrian Wowczuk, la voz de Joel de The Last Of Us

En Spin-Off TV tuvimos la oportunidad de charlar mano a mano con Adrian Wowczuk, la voz de Joel en The Last Of Us. Un actor de doblaje con una carrera extensa llena de personajes míticos como tan diferentes entre sí.

No se pierdan Spin-Off TV en vivo todos los miércoles a las 19.30 por la pantalla de Canal C ni todo el contenido exclusivo sobre la Cultura Pop en cada una de nuestras redes sociales!

No te pierdas el episodio completo de Spin-Off TV acá

the last of us

 

Naughty Dog quiere evitar spoilers con TLOU2

 

ARIEL WINOGRAD: “NO NOS COPIAMOS DE LA CASA DE PAPEL”

Por Javi Gutiérrez / @javigutierrezok

El 13 de enero del 2006 los canales de televisión anunciaban una toma de rehenes en el Banco Río de Acassuso, partido de San Isidro. Afuera, la policía junto al Grupo Halcón, planeaban la estrategia para desbaratar lo que parecía ser un robo frustrado. Luego de varias horas decidieron entrar al lugar y ahí fue cuando se encontraron con la sorpresa. Los rehenes estaban todos bien y de los asaltantes ni una pista. Una nota sobre un escritorio decía: “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores”. Lo que no sabían es que en ese mismo instante se escapaban en gomones por los desagües subterráneos con un botín millonario. Hoy, 14 años después, el director argentino Ariel Winograd es el encargado de llevar a la gran pantalla “El Robo del Siglo”, protagonizada por Guillermo Francella, Diego Peretti, Luis Luque, Pablo Rago, Rafael Ferro y Mariano Argento.

¿Cómo te involucraste en el proyecto?

El tema me llegó a mí, no es que yo lo elegí. Los productores venían trabajando hacía varios años con este proyecto. Me lo ofrecieron y dije: “Esto va a ser un quilombo espectacular, vamos para adelante”. Primero leí el guión, después leí el libro (“Sin armas ni rencores”, de Rodolfo Palacios). Obviamente conocía la historia, pero era muy atractivo meterse en una película así, un desafío bastante grande.

¿Qué es lo que más va a sorprender a los espectadores cuando la vean?

Es importante aclarar que no nos copiamos de La Casa de Papel. Porque en Instagram lees de pronto: “Che, se copiaron de La Casa de Papel”, y vos decis: “No, esto pasó real en Argentina”. Hay una gran generación que no conoce el hecho siquiera, entonces me parece que para esa gente es una película muy atractiva, muy interesante de ver. No deja de ser una “caper movie” (película de crimen con tintes de humor), tiene elementos de “buddy movie” (película de amigos), pero es una aventura con toques de comedia, en ese sentido. Al ser un hecho que ocurrió realmente, también tiene esta cosa de biopic.

¿Cuando leías la historia decidiste que había algún hecho que no podía faltar en la película?

Sí, hubo tres elementos que después de leer el libro pensé que tenían que estar sí o sí:  el festejo de cumpleaños que le hace el personaje de Guillermo (Luis Vitette Sellanes) a una rehén antes de liberarla; que el personaje de Fernando Araujo que interpreta Diego Peretti, tenga sesiones con su psicólogo y el escape debajo  de las alcantarillas, que nos preguntábamos cómo íbamos a hacerlo, y fue uno de los desafíos más fuertes. Armar un escape, construir un decorado, fue bastante grande.

¿Cómo fue el contacto con los personajes reales de la banda?

Fernando Araujo, que fue el cerebro del robo al Banco Río, es uno de los guionistas de la película, entonces desde ese lugar el acercamiento fue muy directo. Siempre con mucho respeto y sin avalar el hecho por el que pagó su condena. Hubo mucho asesoramiento, fue espectacular contar con una persona de la que, en cierta manera, estás contando su vida Es un quilombo de sensaciones muy fuerte y muy nutriente porque estás con el hecho ahí, con una de las personas que fue autor, entonces era medio como un delirio y hasta medio absurdo también. De todas maneras, si bien está basado en la historia, no deja de ser una película.

 ¿Cómo fue trabajar con un elenco tan importante?

¡Espectacular! Con Diego (Peretti) es la tercer película que hacemos juntos y es alguien de mi familia ya. Con Guille (Francella) no había laburado nunca y es espectacular. Fue un proceso de mucho aprendizaje. Es un actor que es una bestia.

La película va a ser distribuida por Warner Pictures, lo que significa llegada internacional. ¿Dónde va a ser estrenada?

Seguramente en toda Latinoamérica y España. Sé que dos semanas después del estreno en Argentina se estrena en Uruguay, pero la salida a los demás países nunca se sabe. Siempre termina dependiendo de cómo le fue en taquilla.

Ariel Winograd con Guillermo Francella
Venís de filmar en México la comedia romántica “Tod@s Caen”, que se convirtió en un éxito instantáneo, ¿tenés ganas de filmar en Estados Unidos?

Filmar en Hollywood siempre es un sueño. Poder dirigir una película en inglés, con actores americanos que uno admira, siempre es un paso que se quiere dar y hay que trabajar para darlo. Filmar dos largometrajes en México fue una experiencia muy linda, porque México tiene un mercado directo con Estados Unidos, la comunidad latina es muy fuerte ahí y tiene un gran mercado. También me encantaría filmar con actores como  Ben Stiller, Adam Sandler, Seth Rogen o Michael Cera, que son actores que viste todos sus trabajos y los conoces de memoria, sería un sueño.

¿Tenes alguna otra historia de la vida real que te gustaría llevar a la pantalla grande?

Sí, la historia de la vida de Ricardo Fort. Muero por hacer esa serie. La vida de él es super interesante. Es una historia espectacular y me encantaría poder llevarla a cabo alguna vez.

¿Ahora a descansar o ya hay algún proyecto cercano?

El 20 de enero arranco a filmar una película nueva con Leo Sbaraglia. Es una comedia heavy pero muy linda. Cuenta la historia de un padre que se entera que no es padre, y ayuda al hijo, que no era su hijo, a encontrar a su verdadero padre. Tiene un estilo Paper Moon (comedia dramática norteamericana de 1973). Muy emocional.

El director argentino que ya tiene en su haber películas como “Cara de Queso – Mi Primer Ghetto” (2006), “Permitidos” (2016) y “Mamá se fue de Viaje” (2017), entre otras, estrena “El Robo del Siglo” hoy, en la semana que se cumplen 14 años del golpe al Banco Río.   

Mirá el trailer de “El Robo del Siglo”
Crítica de “El Robo del Siglo”

JUNJI ITO EN LA ACC: UN MAESTRO DEL TERROR QUE SE PERMITE TEMER

Por Joaquín Irazu

Este año, Spin-off TV tuvo el privilegio de asistir a una conferencia en la ACC (Argentina Comic Con), en la que nuestro mangaka ha estado contestando preguntas personales con detalles de su vida y sus aspiraciones.

Junji Ito nació en 1963 para convertirse en quien hoy se conoce como uno de los mejores escritores de manga del horror, siendo parte del mundo en la mente de cualquiera que haya mezclado horror y manga.

Con H.P. Lovecraft siendo una de sus inspiraciones, es fácil imaginar que sus preferencias por deformar la naturaleza del cuerpo humano con formas inquietantes y por crear personajes que están continuamente en peligro por fuerzas que están fuera de su control y que muchas veces no logran ser explicadas por el lector, han sido fuentes de inspiración en él. En sus dibujos, Junji Ito, usa pocas sombras y blanco y negro como los únicos colores de sus historias, generando espantosos gestos y expresiones, al mismo tiempo que se encarga de usar la amplitud de los ojos -y el uso del blanco- como una forma de asustar al lector.

El mangaka asistió a la conferencia de la ACC con una intérprete y contestó tanto preguntas del moderador como de los espectadores.

Entrevistador: ¿Cómo fue su infancia? Cuéntenos un poco.

Junji Ito: Mi niñez fue muy tranquila, en esa época se podía salir a jugar con los amigos del barrio, andaba mucho en bicicleta, común y corriente como todos en mi época. Yo tenía un defecto o algo que no me gustaba, y es que no me gustan los deportes que tengan que ver con un artículo, es especial lo que tenga que ver con pelotas, pero claro, en la niñez uno puede elegir, y en la secundaria uno debe elegir, según al colegio que vaya. Siempre hay un deporte en el que tenés que participar según el tipo de secundaria al que vayas tanto pública como privada, siempre hay quizás un año en el que tenés que elegir un deporte que te enseña el colegio, no es que querés, por lo que no me quedo otra, no tuve otra que elegir y elegí softball, que era lo más sencillo que pude encontrar. Después cuando me tocó ir a kōkō (últimos tres años de secundaria) elegí la parte de dibujo, por lo que empecé a hacer bellas artes y en mis ratos libres, lo que hacía con mis amigos, –no era un deporte o una hora muy seria que digamos- jugábamos a la mancha o el quemado, pero no fui a nada extracurricular, ningún club.

E: Es de público conocimiento, todos sabemos acá que Junji Ito era mecánico dental, quisiera saber si esa profesión lo influyó en el terror que infunde en sus obras.

JI: Cuando era técnico dental y hacia dentaduras postizas y demás, que no tiene nada que ver con el terror, tenía que estudiar la anatomía, todo lo que son los aparatos digestivos, por lo que exploré esa parte. En Wikipedia de Estados Unidos por ejemplo, aparezco como ‘’profanador de cuerpos’’, no sé si eso tendrá que ver con que sea mangaka de terror. Entonces en mis obras pienso de repente en el riñón o en el intestino o en las fibras de los músculos y quizás de ahí aparece algún demonio o un monstruo, la parte interna de los cuerpos me inspira también.

E: Se afirma que el proceso para ser mangaka, para poder vivir del manga en Japón es realmente duro, realmente sacrificado ¿A usted le pareció eso? ¿Le fue muy difícil llegar a vivir de esa manera?

JI: Obviamente si, tienen razón, la verdad que solamente vivir de ser un mangaka es muy difícil y quien lo pueda hacer… son realmente muy pocos lo que pueden vivir del manga. Me costó pero por ahora por suerte lo puedo hacer… me cuesta mejor dicho. Como todo, mientras uno está soltero, puede vivir de lo que quiera. Mientras estaba soltero podía vivir solamente del manga y escribir, estando 24 horas solo con el manga en la cabeza. Pero claro… me casé, tuve familia y entonces cada vez tengo menos tiempo porque tengo que dedicarle tiempo a mi señora y a mi familia por lo que bueno, me cuesta un poco pero por ahora puedo seguir sobreviviendo sólo con el manga aunque tengo menos tiempo para dedicarle. Me pondrían en aprieto si me preguntaran cual elegiría, pero puedo seguir solo con el manga por ahora.

E: Muchas de las obras que Junji Ito tiene pueden presentar verdaderas pesadillas para cualquiera de nosotros que está leyendo, pero quisiera saber ¿Con que sueña, cuales son las pesadillas que tiene sensei?

JI: A lo que le tengo miedo yo… mi terror es que por ahí estés durmiendo en algún lado medio raro y te aparezca una cucaracha y te camine, eso sí me daría mucho miedo ¿Alguno ha visto si hay algún programa que se dediquen a cosas raras, como que en una foto aparece el fantasma de alguien? En Japón hay uno de esos programas, a mi realmente me daría miedo saber que hay esas cosas y si veo realmente una foto o si me llego a encontrar con una cosa así, me daría tanto miedo que no podría ir al baño, por ejemplo.

E: Hasta el maestro del terror tiene miedo ¿Ven? (risas del público). Para saber más sobre él, ¿alguna de sus obras logra generarle verdadero temor durante el proceso de creación o el después? Si es que le ha quedado un miedo con respecto a algo que haya creado.

JI: Realmente escribiendo una obra o después nunca tuve miedo, es más, quizás estoy en la mitad de la noche por más que haya tormenta y viento y… ¿vieron que en las películas de terror siempre están esas escenas en las que uno sabe que va a pasar algo porque hay silencio y esta oscuro? Quizás estoy en medio de la noche solo obviamente escribiendo o dibujando esa escena  y yo me transformo en el miedo de esa escena, pero no siento miedo y en realidad nunca lo he sentido, ni mientras escribo ni después. Pero una vez escribí una novela cortita de diez páginas que se trataba de un chico en una cena en un colegio que hablaba de la muerte o de que se iba a matar o de que lo iban a matar y se terminaba suicidando después, y cuando terminé de escribir y lo repensé, me dio miedo pensar ¿qué es lo que puede llegar a pasar con los chicos en realidad cuando están perdidos? Me causó impresión lo que había escrito, pero no miedo.

E: No ha tenido miedo por sus obras que ha creado, pero ¿ha tenido algún acontecimiento paranormal? ¿Encontró algún monstruo o alguna sombra rara?

JI: Realmente, yo no soy de los fenómenos paranormales, no creo que exista eso. De chico pensaba, creía realmente que existían los fantasmas y esas cosas que se ven en el cielo y demás, y a medida que fui creciendo me puse a pensar si eso realmente no es creer esas cosas paranormales, porque no cualquiera cree realmente que los fantasmas uno los puede ver o que existen, por lo que de adulto pensé: capaz que sí, capaz creo en eso. Puede ser que haya, no es que crea, pero si, puede ser que haya. Quizá, pensando profundamente, quizá quiero creer que existen.

E: Quisiera saber si los presentes confirman conmigo que el terror japonés es mucho más terrorífico que el terror occidental, levanten (la mayoría levanta la mano). Muchas gracias. ¿Usted percibe que el terror en oriente es mucho más fuerte que en occidente?

JI: Todo el mundo conoce Viernes 13, ¿verdad? Quizás la forma de sentir el terror de esa película tanto en Japón como en la parte occidental sea diferente porque en Japón se puede sentir tanto o más miedo que el protagonista de Viernes 13 cuando ven un fantasma blanco o negro parado detrás de uno, osea una película de ese estilo digamos. Tal vez sí… pienso que es diferente.

E: ¿Cuál es el mayor desafío al momento de crear una obra de terror?

JI: Cuando voy haciendo los dibujos lo que me cuesta es cómo hacer que el avance de la historia sea entendida y comprendida por ustedes tanto la aparición de los personajes como las cosas raras; el cómo ir escribiéndolo y desarrollándolo quizá es lo más difícil para mí. Como yo no siento miedo, también me cuesta un poco pensar que si mientras voy escribiendo lo que para mí no es miedo, la otra persona sí lo sentirá, comprenderá que es miedo. Esa parte me cuesta un poquito porque yo no siento terror.

E: Saliendo un poco del terror ¿Qué otro tipo de entretenimiento le gusta? ¿Qué música escucha el señor Junji Ito?

JI: Muchas veces escribo mis obras mientras escucho música, muchos trabajamos con música de fondo, yo pongo música de fondo y me gustan muchos tipos. Me gustan mucho The Beatles, a veces escucho su música mientras escribo. Hay un autor que se llama Goblin que tiene música terrorífica que fue usada en una película y al ser tenebrosa la escucho cuando necesito inspiración de terror, pero también escucho Jazz y ópera, no siempre es The Beatles. Mientras pienso la obra no escucho The Beatles, sí cuando ya la tengo más o menos y estoy haciendo los detalles y no necesito concentración. Cuando pienso, realmente necesito una música que no moleste, siempre hay música que te molesta o te hace doler la cabeza, y está la otra que me hace bailar, gritar o cantar, por lo que necesito una obra que no me moleste, entonces escucho mucho Jazz de Hampton y sino ¿vieron que hay mucha música Zen del mar o del viento? Yo escucho mucho de lluvia, me tranquiliza, me serena, me vacía la mente y me concentra en otro lado.