MOONFALL: LA CATÁSTROFE LLEGA DESDE EL ESPACIO

Moonfall es la nueva película donde la luna pone en jaque al planeta Tierra y sus teorías científicas sobre su concepción. ¿Hay algo más allá?

spinofftvok

04/02/2022

Después de El día después de mañana (2004) y 2012 (2009), Roland Emmerich vuelve a la carga con otro film sobre los últimos días de la humanidad y la destrucción inminente del planeta con Moonfall (2022). En esta ocasión, un evento extraño provoca que la luna pierda su órbita y se aproxime a toda velocidad a la Tierra. La ejecutiva de la NASA y ex astronauta Jo Fowler (Halle Berry), el astronauta Brian Harper (Patrick Wilson) y el teórico conspiranoico KC Houseman (John Bradley) serán quienes desarrollen la última oportunidad del planeta por persistir.

MOONFALL: EL CONTRAATAQUE DE LA LUNA 

Moonfall recorre un camino con sus propias reglas y quedará en cada espectador si decide sumarse a lo que plantea Emmerich o bajarse a mitad del camino. Más allá de esa experiencia personal de cada uno, Moonfall resulta entretenida y atrapante. Los primeros dos actos de la película se establecen para la presentación de los personajes, sus motivaciones y falencias como así también la experimentación del evento astrofísico.

MOONFALL

Moonfall explora los diferentes clichés del género pero los acerca a su propio terreno y reglas, donde la diferenciación entre considerarse una sátira o tomarse en serio está sobre una línea muy delgada y difusa. En su primera hora y minutos de película, Moonfall es una película bien plantada sobre el espacio y el viaje de los protagonistas por solucionar algo que va más allá de ellos y hasta de su propia comprensión.

MOONFALL REVIEW

MOONFALL

Sin embargo, en un poco más de la mitad de la película ocurre un quiebre que no difícilmente deje a nadie indiferente. Un momento donde Moonfall maneja sus leyes donde lo extraordinario es posible –y común, según sus protagonistas- y no importa el cómo sino la experiencia de entretenimiento y diversión. 

LICORE PIZZA: ESPÍRITU ADOLESCENTE

Será para la reflexión de cada uno si la misma Moonfall se toma en serio o es una sátira de pies y cabezas con lo que vemos en pantalla. Este tercer acto cambia radicalmente las percepciones -en cierto punto- que construyó la película en los dos anteriores. En pleno clímax, la presentación de una nueva arista que rápidamente se explica y concluye, con muchas preguntas que son respondidas en muy poco tiempo y no de manera satisfactoria. Un final abrupto que cambia radicalmente su percepción escéptica de sus comienzos para ir más allá -tal vez, demasiado-.

MOONFALL: UN ELENCO ATRAPADO EN LOS FLOJOS GUIONES

En su elenco, tanto Halle Berry y Patrick Wilson no sobresalen de una actuación regular, tal vez con un guion que lejos de ayudarlos a generar una profundidad y tridimensional, los aleja con diálogos irrisorios y carentes de sentido. Justamente, el trabajo de Spenser Cohen, Roland Emmerich y Harald Kloser en los guiones es de los puntos más flojos y polémicos del film.

Por otro lado, John Bradley es el real protagonista principal en el cual gira y toma dimensión. El actor conocido por su papel de Sam en Game Of Thrones es en quién se focaliza el humor como también el avance científico y extraordinario de la historia. 

Alan Schenone

Te Puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.