LICORICE PIZZA: ESPÍRITU ADOLESCENTE

Licorice Pizza es la nueva película del director Paul Thomas Anderson, que retrata la adolescencia en Los Ángeles durante los 70.

Bruno Palladino

Escritor en proceso. Pasión por la literatura, cine y series como formas de arte. Intentando alcanzar el verdadero Unagi.

Paul Thomas Anderson se ha convertido en uno de los directores más celebrados de los últimos años. Con una filmografía sólida, donde no existen puntos flojos, demuestra su maestría en cada nueva película. Regresando su mirada a la década del 70 como en Boogie Nights, en este caso cambia el sexo sin control de la industria del porno por la inocencia y jovialidad adolescentes. Licorice Pizza está basada, con muchas licencias, en la historia de su amigo Gary Goetzman, quien fuera actor juvenil de Yours, Mine and Ours y actualmente es productor y socio de Tom Hanks.

Desde el comienzo, y narrado con un gran plano secuencia –sello del director- nos damos cuenta de que Gary (Cooper Hoffman) no es un chico normal. En su intento por convencer a una chica mucho mayor que él de que le acepte una cita, nos enteramos de que es actor y empresario exitoso a sus 15 años. Alana (Alana Haim), por su parte, es ayudante de un fotógrafo que está trabajando para el anuario de la escuela de Gary. Sin estar completamente convencida, y siendo diez años mayor, se presenta en el restaurante y allí comienza una amistad que coquetea con ser algo más.

LICORICE PIZZA

LICORICE PIZZA

¿QUÉ ES LICORICE PIZZA?

Con este argumento, podemos decir que Licorice Pizza es una comedia romántica. Pero eso no significa que sea una de esas comedias románticas del montón. Está plagada de sutilezas narrativas, de humor, de belleza fotográfica (los planos a contraluz) y técnica. A lo largo de la película, vamos a ver a los protagonistas viviendo aventuras en una suerte de viñetas o anécdotas, a veces juntos y a veces por separado. Gary en su intento por pegarla con algún negocio, mientras intenta convencer a Alana de que no importa la edad. Ella, intentando encontrarle rumbo a su vida, algo que no parece nada fácil. Y, como telón de fondo, una época y una ciudad marcadas por la crisis del petróleo del año 1973. La falta de combustible y las dificultades para el negocio de camas de agua que ha montado Gary tendrán consecuencias en el devenir de la historia.

Ahora, la pregunta del millón. ¿Por qué se llama Licorice Pizza? La traducción es “pizza de regaliz”, que por supuesto no existe. En realidad, se trata de una referencia a una cadena de disquerías famosa en Estados Unidos en los 60s y 70s. En su logo, podía verse a una cocinera con un vinilo “recién salido del horno”. Es un juego de similitudes entre la forma de la pizza y el color negro del regaliz, que dan como resultado un disco de 12 pulgadas. Por eso, el nombre de la película marca la época y el lugar, pero también el espíritu adolescente del rock y la música de la época. La atinada banda de sonido setentosa incluye a Nina Simone, Paul McCartney, David Bowie y The Doors, entre varios otros.

LICORICE PIZZA

LICORICE PIZZA

DEBUT TRIUNFAL EN LA PANTALLA

El espíritu adolescente desprende alegría por todos lados en Licorice Pizza. Hay un sentimiento de urgencia, de huida hacia adelante, de avanzar sin que nada importe. De hecho, se la pasan corriendo, literalmente. Gary no para de moverse, de intentar nuevas ideas de negocio, de alentar a Alana a que haga algo más, como ser actriz. Ella rompe la inercia de la rutina donde estaba inicialmente y se presta al juego, no sin sus reparos y sus inseguridades. A su vez, tiene una búsqueda más trascendental, quiere marcar una diferencia, tener impacto social. Así, llega incluso a involucrarse en una campaña política.

Con respecto al elenco, hay que destacar que ambos protagonistas de Licorice Pizza son debutantes. Cooper Hoffman es el hijo de Philip Seymour Hoffman, actor fetiche del director. Según Anderson, no fue su primera opción pero el resto de los candidatos le parecían “demasiado entrenados”. Alana Haim tiene una historia aún más particular. El director escuchó un tema musical del grupo Haim, conformado por Alana y sus dos hermanas, y le quedó grabado en la cabeza. Como vivían cerca, invitó a cenar a toda la familia y descubrió que la madre, Donna Rose, había sido su maestra de arte en la primaria. A partir de ahí, Anderson dirigió varios videos musicales del grupo y ahora decidió llevar a la pantalla a la menor de las hermanas. Igualmente, toda la familia aparece en la película: padres y hermanas lo son tanto de la actriz como del personaje.

LICORICE PIZZA

LICORICE PIZZA

PAUL LO HIZO DE NUEVO

Hoy, con el diario del lunes, la apuesta de Paul Thomas Anderson por dos actores sin experiencia previa no podría haber sido más acertada. El trabajo de ambos no solo es brillante, sino que es natural, despojado, emanan libertad. Desde el aspecto torpe de un adolescente lleno de granos hasta la belleza no hegemónica de Alana. Desde la simpatía y optimismo de la juventud hasta la madurez llena de fragilidad e incertidumbre. Todo eso se ve en Licorice Pizza, gracias a la perfecta interpretación de los protagonistas. A ellos se les suma las apariciones de algunos personajes que aportan los toques más hilarantes. Jack Holden (Sean Penn en un personaje inspirado en William Holden) es un actor experimentado que coquetea con Alana en una noche llena de alcohol y locuras. Jon Peters (Bradley Cooper haciendo del novio de Barbra Streisand) compra una cama de agua pero todo se descontrola.

No sería de extrañar que Licorice Pizza se lleve algunos premios en la temporada que está por iniciarse. Como era de esperarse, se agrega a la filmografía del director manteniendo la vara muy alta. Magnolia, The Master, There Will Be Blood o Phantom Thread (su última película hasta esta) son, todas y cada una, excelentes. Esperemos que siga manteniendo esa trayectoria intachable que lo convierte en uno de los mejores directores de la actualidad.

 

 

Te Puede interesar…

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. MOONFALL: LA CATÁSTROFE LLEGA DESDE EL ESPACIO (REVIEW) - Spin Off - […] LICORE PIZZA: ESPÍRITU ADOLESCENTE […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.