AFTER: ALMAS PERDIDAS, TODO LO QUE ESTÁ MAL

La saga de After está basada en los libros de Anna Todd, una escritora estadounidense que llegó a la fama gracias a Wattpad, la aplicación de lectura y escritura que tuvo su mayor auge en 2013-2014. Originalmente, After nació como un fanfiction (es decir, historias escritas por fans de un artista, banda, libro o película) […]

Agostina Vicente

Licenciada en Periodismo. Fuente inagotable de frases de Los Simpsons. Militante de las series con capítulos cortos y de las películas de Meryl Streep.

La saga de After está basada en los libros de Anna Todd, una escritora estadounidense que llegó a la fama gracias a Wattpad, la aplicación de lectura y escritura que tuvo su mayor auge en 2013-2014.

Originalmente, After nació como un fanfiction (es decir, historias escritas por fans de un artista, banda, libro o película) de One Direction, por lo que sus personajes eran Harry, Louis, Liam, Niall y Zayn. Con una clara inspiración de 50 sombras de Grey -que, a su vez, supo ser un fanfic de Crepúsculo-, After toma lo peor de la novela rosa para repetir un discurso que ya vimos miles de veces, pero de la manera más pobre posible.

ALMAS PERDIDAS, CASI TANTO COMO LA TRAMA

“Almas perdidas” es la tercera entrega de esta historia que sigue el tóxico romance de Hardin y Tessa.
La escena que presenta After no dista demasiado de cualquier romance adolescente: una chica y un chico -ambos sumamente hegemónicos- que se enamoran y pelean, se separan, se reconcilian, vuelven a pelear, y así sucesivamente hasta que al final triunfa el amor (no es spoiler, es un hecho).

No obstante, lo que diferencia a esta película de cualquier otro romance adolescente es la ausencia de algún tipo de trama que guíe la historia. Por lo general, los personajes se impulsan por motivaciones, objetivos, sueños y hay algo (por más mínimo que sea) que interrumpe el orden de las cosas, el status quo o una situación de la realidad. No es el caso de After, donde la trama parece ser pura y exclusivamente las idas y vueltas de dos personajes que no saben lo que quieren y que tropiezan con los mismos conflictos una y otra vez.

After. Almas perdidas': Primeras reacciones de los fans al regreso de  Hardin y Tessa - eCartelera

La historia puede definirse como aquello que pasa entre las escenas de sexo que inundan la película y parecen ser lo único que la sostienen. De estas, lo único que se rescata es la musicalización, que acompaña -y dignifica- las reiteradas situaciones “hot” que comparten los personajes y que son su forma de reconciliarse tras cada una de sus múltiples peleas.

Para colmo, esta película presenta un cambio brusco de personajes con respecto a las entregas anteriores. Salvo Hero Fiennes-Tiffin (Hardin Scott) y Josephine Langford (Tessa Young), el resto de actores fueron reemplazados por otros que no se parecen en nada a sus predecesores. Esto demuestra que en After no importa ni el contexto, ni las historias paralelas ni nada, absolutamente nada que no sean Hardin y Tessa.

EL AMOR SIEMPRE GANA PERO ¿DEBERÍA?

El mensaje de este tipo de películas suele ser que el amor triunfa a pesar de la adversidad y que se puede amar contra viento y marea pero ¿debería ser así en todos los casos?

Crítica de 'After. Almas perdidas'

La historia de Tessa y Hardin, aunque obviamente esté destinada a tener ese final, no debería hacerlo. Tessa, ambiciosa y llena de proyectos, pasa su vida preocupándose por un amor que no la apoya en sus decisiones, que la hace sentir egoísta por tener sueños y por priorizar su futuro por encima de una relación que la estanca y no la deja avanzar.

La autora afirma que se arrepiente del mensaje que dan sus historias, que se volvieron best sellers. Sin embargo, no pudo frenar la vorágine que convirtió los libros en películas y, por consiguiente, su moraleja no hizo más que amplificarse.

Este mensaje puede resultar peligroso para el público al que se dirige la saga. Normalizar la toxicidad en las relaciones no debería ser el objetivo de los contenidos audiovisuales destinados a jóvenes que dan sus primeros pasos en el amplio universo del amor y los vínculos sexoafectivos.

EN CONCLUSIÓN

Creo que no hay lugar en un mundo en vías de “deconstrucción” para discursos que normalicen relaciones evidentemente problemáticas sin dar espacio a cuestionar por qué no deberían ser de ese modo.

Además, si ni siquiera hay una trama de donde sostenerse para disfrutar la historia, no hay forma de rescatar a esta saga de su inminente hundimiento. Sin dudas, y como afirmé en el título, After: almas perdidas es todo lo que está mal.

 

Te Puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *