DE ‘DAWN OF THE DEAD’ A ‘ARMY OF THE DEAD’

Ante la llegada de Army of the Dead, de Zack Snyder, repasamos su anterior película de zombis: Dawn of the Dead, remake de la de George Romero.

Bruno Palladino

Escritor en proceso. Pasión por la literatura, cine y series como formas de arte. Intentando alcanzar el verdadero Unagi.

Zack Snyder es uno de esos directores que marcan un estilo autoral muy propio, con grandes aciertos en películas como 300 y Watchmen, y algunas otras olvidables como Sucker Punch. Últimamente, estuvo en boca de todo el mundo con la llegada de su corte de Justice League, luego de una historia más que problemática. En los próximos días saldrá a la luz en Netflix Army of the Dead, donde podríamos decir que regresa a sus orígenes: los zombis. A la espera del estreno, vamos a recordar Dawn of the Dead, aquella opera prima que lo posicionó como director.

REMAKE CON EL TOQUE SNYDER

En el año 2004, Snyder hizo su debut en la gran pantalla con Dawn of the Dead. Se trata de una remake de la película homónima de 1978 escrita y dirigida por el gran (me pongo de pie) George Romero. Aunque, como suele suceder, no se trata de una adaptación exacta de aquella. La primera diferencia notable que vemos tiene que ver con la movilidad de los muertos vivos. En la original, y en casi toda la historia del género, los zombis eran seres obstinados, pero lentos y torpes. Prácticamente se arrastraban. Eso cambió a partir del 2002, cuando Danny Boyle presentó su 28 Days Later y sentó las bases de la reinvención del género.

DAWN OF THE DEAD

DAWN OF THE DEAD

Por supuesto, a Snyder le viene al pelo este comportamiento irascible y frenético de los zombis para poner en marcha su maquinaria de acción. Una energía salvaje y brutal, llena de sangre y violencia, será el motor del relato. Incluso, por momentos ese vértigo se lleva puesto al guion, generando algunas incongruencias que, entre las corridas por sobrevivir y la matanza de los no-muertos, pasan de largo. La paranoia que se vive en todo momento y el peligro inminente, crean la atmósfera de Dawn of the Dead desde el comienzo hasta el último segundo.

LA IMAGEN DEL CAOS

La fórmula clásica de un grupo de sobrevivientes que se refugia y debe resistir el ataque de los zombis, en este caso se desarrolla en un gran centro comercial. Nuestra protagonista es Anna, interpretada por Sarah Polley (My Life Without Me), una enfermera que, de la noche a la mañana, se despierta en el medio del apocalipsis. Tras escapar del primer ataque, se va a encontrar con Kenneth, un policía  representado por Ving Rhames (Pulp Fiction). Juntos van a recorrer la ciudad hasta conocer al resto de los personajes que los guiarán hasta el shopping, que usarán como refugio.

Hay varios momento icónicos por su impacto visual (algunos lo llamarán efectismo) como pueden ser la escena del nacimiento o la llegada en carretilla de la señora herida. Pero sin dudas lo más avasallante son los planos panorámicos, donde la escena se nos muestra con cierta distancia. Ya sea desde la altura o la lejanía, el escenario cargado de destrucción y muertos vivos por doquier refleja esa visión desoladora del mundo. Visión muy clásica de Snyder, en lo que vendría luego de Dawn of the Dead. La contundencia visual del caos desatado es uno de los puntos más fuertes de la película.

DAWN OF THE DEAD

DAWN OF THE DEAD

EL EJÉRCITO DE LOS MUERTOS

El guion de James Gunn (Guardians of the Galaxy) es sólido en cuanto a la adaptación de la original de Romero. Si bien tiene algunas fisuras (lo del perro es inexplicable), la actualización que hace del clásico es correcta. Los personajes son bien arquetípicos, pero eso no es un problema en este tipo de películas. De hecho, el grupo funciona porque cada uno ocupa su rol, bien definido.

Dawn of the Dead, tanto la original como la remake, son una crítica a la sociedad de consumo norteamericana. La elección de Romero de situarla en un centro comercial es una muestra clara. La versión de Snyder ofrece varias cosas interesantes: acción frenética, mucha sangre e imágenes impactantes. Es un gran exponente del género zombi, que ha ido creciendo desde entonces. Para muchos, es considerada la mejor película del director. Esperemos que pueda superarse a sí mismo con Army of the Dead.

Te Puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *