SOUND OF METAL: NARRAR EN SILENCIO

Con seis nominaciones a los Oscar, Sound of Metal, del director Darius Marder, es una obra emocionante de superación sin caer en sentimentalismos.

Bruno Palladino

Escritor en proceso. Pasión por la literatura, cine y series como formas de arte. Intentando alcanzar el verdadero Unagi.

La música y el cine mantienen una relación muy cercana desde la invención del sonoro, o incluso antes. Se nutren mutuamente, generando grandes resultados. El cine moderno aprovecha al máximo el componente musical, al punto tal que una buena banda de sonido puede levantar una película medio pelo. Y, por otro lado, innumerables películas se inspiran en la vida y obra de músicos y artistas para sus personajes. Algo de todo esto pasa en Sound of Metal, del director Darius Marder, que debuta en largometrajes de ficción. Aunque, por suerte, no se trata exactamente de una típica película sobre músicos.

Todo arranca en pleno concierto. Un dúo de heavy metal que descarga en el escenario toda la energía acumulada. Ella cantando y con su guitarra eléctrica, él tocando la batería. Ellos, además conformar una banda indie, también son pareja. Ella es Lou, interpretada por Olivia Cooke (Bates Motel, Ready Player One). Él es Ruben, encarnado por un genial Riz Ahmed (Rogue One, Venom). En plena gira por los Estados Unidos, Ruben comienza a quedarse sordo y sus planes parecen venirse abajo. La necesidad de aceptar la desgracia, saber pedir ayuda y superar los propios demonios, pasarán a ser las prioridades de una pareja que se erosiona ante la adversidad. En su búsqueda por sanar, pasará un tiempo en un refugio dirigido por Joe (Paul Raci).

SOUND OF METAL

SOUND OF METAL

DRAMA SIN EXCESOS

Si nos quedamos con la sinopsis, todo parece indicar que va a ser otra película golpe bajo, efectista, para hacernos llorar durante dos horas. Pero no, nada de eso. Marder no apunta hacia un patetismo empático, al estilo de las películas de superación de una discapacidad, como puede ser Intouchables o Forrest Gump. Esa fórmula fue eficaz pero ya perdió atractivo ante los excesos de repetición, y lo burdo de los recursos. Por suerte Sound of Metal no intenta colocarse en ese rubro. Si bien logramos empatizar con el protagonista, no es a través de la pena o la lástima que nos pueda generar. El efecto es diferente, y mucho más interesante.

THE FATHER: UNA MENTE INCONTROLABLE 

En primer término, el protagonista no es una víctima sufrida e inocente. Si bien no tiene la culpa de lo que le pasa, su comportamiento tiene algo de autodestructivo. Esto quizás es algo obvio, ya que hace tiempo que los personajes “absolutamente buenos” dejaron de existir. Pero, al margen de esto, el enfoque narrativo tampoco lo posiciona nunca como una víctima. Todos, excepto el propio Ruben, nos damos cuenta de que el objetivo que se plantea no parece ser el indicado para superar sus problemas. Pero, al mismo tiempo, él hace lo que cualquiera de nosotros haría. Esa forma de empatizar y a la vez distanciarse de las acciones del personaje, genera un sentido único de reflexión sin caer en sentimentalismos.

SOUND OF METAL

SOUND OF METAL

SILENCIOS QUE SIGNIFICAN

A esa narrativa genial propuesta por el director, hay que sumarle al menos dos virtudes destacables. Primero, la actuación superlativa de Riz Ahmed. Su manera de caracterizar la frustración del personaje al momento de perder la audición y su búsqueda de paz y redención, combinan perfectamente la brutalidad y belleza. Ya ha demostrado ser un gran actor, pero este papel definitivamente lo consagra, al punto que lo hizo merecedor de la nominación al Oscar. Su compañera, Olivia Cooke, está también a la altura de las circunstancias. Y Paul Raci realiza una interpretación que emociona.

También hay que destacar el diseño de sonido. Es raro, pero en una película sobre músicos no destaca la banda sonora. No hay en la película una música memorable ni destacable, pero eso no impide que el sonido sea un elemento fundamental. La forma de acompañar la distorsión en la percepción audible de Ruben es perfecta. Nos sumergimos en la sordera y en la extrañeza de un mundo que enmudeció de repente.

Sound of Metal, disponible en Amazon Prime, cuenta con seis nominaciones a los premios Oscar, a entregarse a fines de este mes. Y bien merecidas que las tiene. Además de las nominaciones a Ahmed y Raci por sus actuaciones, el film está ternado a mejor edición, sonido, guion original y el más preciado, a mejor película. Sea que lo gane o no, definitivamente es una de las mejores películas del atípico año 2020.

 

Te Puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *