REVIEW: GODZILLA VS KONG – LA BATALLA DE TITANES

El jueves 25 de marzo se estrenó en nuestros cines Godzilla vs Kong, una de las primeras películas en estrenarse en cines desde la pandemia.

Adriana Estevez

Me gusta jugar videojuegos en pijama. Fan de Nintendo, aduladora de Silent Hill y support en casi todo juego online. A veces miro anime.

28/03/2021

El jueves 25 de marzo se estrenó en nuestros cines Godzilla vs Kong, una de las primeras películas en estrenarse en cines desde la pandemia. Monstruos gigantes golpeándose por todo el planeta en una batalla enorme. Esta reseña contiene algo de spoilers, por lo que se recomienda leer teniendo eso en cuenta. Y como siempre, las mejores reseñas están en Spinoff Tv.

¿DE QUÉ TRATA?

Se trata de la tercer película de Godzilla del universo cinematográfico MonsterVerse. En King of the Monsters, Godzilla había derrotado a Ghidorah, el rey de los monstruos, con la ayuda de Mothra. Godzilla había quedado en la memoria de muchos como un defensor de la humanidad, pero Godzilla vs Kong comienza con él destrozando una costa, concretamente un laboratorio de Apex Cybernetics y ahora deben derrotarlo para salvar la tierra. 

Alexander Skarsgård encarna al Dr. Nathan Lind, un geólogo que se encarga de la misión hacia la tierra hueca, un ecosistema en el centro de la tierra y de donde creen que vienen los monstruos gigantes. Para ello, utilizan a Kong, un gorila gigante que está bajo el cuidado de la doctora Ilene Andrews (Rebbeca Hall) y su hija adoptiva Jia (Kaylee Hottle), una huérfana de la tribu Iwi que tiene un vínculo especial con Kong.

Apex tiene la misión de ir a la tierra hueca para entender el origen de los titanes y salvar a la humanidad de la ira de Godzilla, pero pronto descubrimos que esos no son sus propósitos reales. Por otro lado, Madison, interpretada por Millie Bobby Brown, escucha un podcast conspiranoico y cree que el ataque de Godzilla tiene mucho más detrás. Por ello decide, junto a su amigo Josh (Julian Dennison) ir a buscar a Bernie (Brian Tyree Henry), el creador del podcast y técnico en Apex Cybernetics

GODZILLA VS KONG

JIA Y LA DRA ILENE

LA CIENCIA QUE NADIE PIDIÓ

Lo bueno de las películas kaijū (monstruos gigantes) es que no tienen que tener una gran premisa, solo una excusa. Por más que intenten disfrazarla, es eso: monstruos enojados que se quieren golpear repetidas veces por sus instintos. La película tiene dos grandes problemas y uno de ellos es que sobre explican todo para darle un sentido que nadie pidió.

De por sí tenemos dos laboratorios importantes en la película, Monarch y Apex. Apenas se menciona a Monarch, pues Apex tiene el antagonismo en esta película. Su director Walter Simmons y su hija Maya tienen planes para su propio beneficio junto al ingeniero Ren Serizawa, hijo del difunto científico Ishirō Serizawa (Demián Bichir, Eiza Gonzáles y Shun Oguri)

El problema es que sobre-explican todo el tiempo la ciencia que rige el universo. Es como un bombardeo constante de información que más que explicar logran confundir al espectador para que termine con un “aahhh, son muchas palabras raras, tiene sentido”. Es entendible que sea necesaria una premisa de fondo para que se de Godzilla vs Kong, pero es lo que menos importa. Por más ciencia que haya, complejizarla tanto para que suene complicada no creo que sea la solución.

GODZILLA VS KONG

GODZILLA VS KONG

LOS MONSTRUOS SON MEJORES QUE LAS PERSONAS

El segundo gran problema de Godzilla vs Kong es que sus personajes humanos son planos o insoportables, no hay punto medio. Podemos segmentar los personajes humanos en tres grupos reducidos: el equipo científico bueno, conformado por Ilene, Nathan y Jia, encargados de Kong; Madison, Josh y Bernie como los que quieren descubrir la verdad y entender a Godzilla y los malos de Apex, que son Walter, Maya y Ren.

El equipo Kong es plano pero excelente y se destaca la interpretación de Kaylee Hottle, una nena hipoacúsica cuyo personaje también lo es. Ella usa lengua de señas para comunicarse con Kong y con su madre adoptiva. El vínculo con el titán es el más emocional que se ve. Las interpretaciones de Rebbeca y Alexander son buenas, sus personajes no son más que científicos que les tocó estar ahí y logran con su cometido. Los villanos son para reírse, es muy difícil tomarlos en serio. Incluso el antagonista principal, Walter Simmons, trata de ser un alivio cómico en ciertos momentos y le saca seriedad al asunto. Su hija Maya interpreta a una snob insoportable, de esos personajes que es malo porque sí. Ren apenas se lo muestra, solo es un secuaz y dice sí a todo.

El problema está en el equipo conspiranoico. Su función es mostrar qué pasa detrás de las intenciones de Apex, pero la película sería mucho mejor sin ellos. Josh y Bernie intentan ser alivios cómicos todo el tiempo, como el niño gordo de anteojos fracasado y el loco de las conspiraciones, tópicos muy quemados. Madison es una adolescente rebelde y cool, ese es su papel. El problema es que son exageradamente insoportables, tratan de hacer chistes cada 2 minutos y cuando aparecen en pantalla es realmente agotador. También intentaron introducir a muchos personajes, sobre todo a Bernie, como personas con un pasado profundo en tan solo 25 minutos. No se puede empatizar porque te tiran la información como una bomba y después los dejan en el rol de personajes para reírse.

 

GODZILLA VS KONG

MADISON, JOSH Y BERNIE

RAYA Y EL ÚLTIMO DRAGÓN: UN GRAN ACIERTO

LA PELÍCULA EN SÍ

Los monstruos de la película son excelentes. Kong está mejor construido que cualquiera de los humanos, sobre todo su vínculo con Jia. Tiene más emociones que muchos y un verdadero trasfondo, independientemente de que es su segunda película. En cambio, honestamente la película se debería llamar Kong vs Godzilla, puesto que aparece muy pocas veces el lagarto nuclear de CGI que todos queremos. 

Al ser una película pochoclera, no hay que darle mucha vuelta en temas de composición, puesta en escena y demás, dado que lo principal son las escenas de acción. El resto de la película, donde no hay monstruos, el soundtrack no destaca mucho, la paleta de colores suele ir de cálidos amarillentos de las zonas tropicales a azules y violetas cibernéticos en los laboratorios. En cambio, las escenas de batalla dejan la piel de gallina. El soundtrack es descomunal, uno se siente realmente pequeño al ver pelear a ambos titanes.

El primer encuentro se da en el océano, donde se desata una batalla subacuática muy tensa. El escenario es desesperante por estar bajo el agua y hay una clara desventaja para el gorila gigante, cosa que se logra transmitir. Los colores dejan de ser vibrantes y se vuelven turquesas apagados. El segundo se da en Hong Kong, pero no es la típica ciudad que solemos ver, sino que es un paraíso de neón en medio de la noche. Esta escena tiene dos problemas particularmente: el pelaje y las escamas de los titanes son de tonos oscuros, cuesta diferenciarlos a veces dado que la iluminación de colores neón es muy focalizada. El otro problema es que Kong y Godzilla tienen un grito muy parecido, entonces cuando se peleaban no sabías quién gruñía a quién, sumado a la oscuridad de la escena. 

Otra cuestión algo rara a nivel cinematográfico son las cámaras. A veces había perspectivas POV (point of view) que quedaban muy fuera de contexto y desorienta al espectador. Las batallas suelen tener bastantes planos americanos, pero hay momentos donde la cámara se enfoca como si fuéramos Kong dándole una piña a Godzilla y te saca del clima. 

GODZILLA VS KONG

GODZILLA VS KONG

¿DEBERÍAS VER GODZILLA VS KONG?

Si te gustan los monstruos gigantes, es casi obligatorio verla. Es una película para olvidarse de todo y ver golpes de titanes que pueden destruir la tierra, no una película indie francesa que se estrenó en los festivales más excéntricos de Europa. El plot twist está bueno, uno no se lo espera demasiado pero deja un poco que desear. El final es satisfactorio pero predecible desde el primer acto de la película. El CGI es muy bueno y tienen muy pulida la captura de movimiento para las expresiones.

Pueden ver Godzilla vs Kong en los cines de nuestro país con todos los protocolos correspondientes.

Te Puede interesar…

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. REVIEW: MORTAL KOMBAT - UN FESTIVAL DE SANGRE - Spin Off - […] REVIEW: GODZILLA VS KONG – LA BATALLA DE TITANES […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *