EL BIKINI DORADO DE LA PRINCESA LEIA, EL PODER DE UNA PRENDA

El impacto de una de las prendas más famosas de la historia del cine. El bikini dorado que transformó a la Princesa Leia y a Carrie Fisher.

Gimena Carballo

Periodista por sobre todas las cosas. Productora de TV (y de todas las películas de mi vida). Nunca no van a encontrar una referencia a Friends.

Más que un review podemos decir que esta nota es un homenaje. Un homenaje a una de las prendas más icónicas de la historia del cine: el famoso Bikini Dorado que utilizó Carrie Fisher (1956-2016) en Star Wars, El retorno del Jedi (1983). Un tributo a la Princesa Leia y, a Carrie Fisher, por supuesto.

Antes de meternos en cualquier tipo de análisis debemos contextualizar cada parte de la historia. Hablaremos de cómo una prenda puede marcar tendencia, perdurar a través del tiempo en la imaginación y en la pantalla y convertir a una mujer en un ícono sexual (o no). Sin dejar de lado todas las connotaciones posibles de esa famosa escena y sus consecuencias actuales en los tiempos que corren.

Para empezar, estamos hablando del vestuario de la protagonista de una película de ciencia ficción, ambientada In a Galaxy far far away. La saga Star Wars fue revolucionaria y rompió esquemas en la década del 70, y hasta El Retorno del Jedi en 1983 nos había mostrado una Princesa Leia guerrera, feminista, aguerrida y bastante tapada en cuanto a su vestimenta.  Mayormente usaba un total look con colores neutros y un toque de color en el chaleco. 

CÓMO SE GESTÓ EL DISEÑO

George Lucas había pedido algo especial para la escena en el palacio de Jabba The Hutt. Aggie Guerard Rodgers y Nilo Rodis-Jamero, encargados de diseñar el vestuario, se inspiraron en un dibujo de Frank Frazetta para hacerlo realidad. Esta foto de la portada de la novela “Una princesa de Marte” de 1970 (escrita por Edgar Rice Burroughs) fue la base que tomaron para crear el look final.

La idea del Bikini Dorado

Dibujo de Frank Fazetta que inspiró el Bikini Dorado de la Princea Leia.

En esa escena nos encontramos con Leia prisionera, siendo una esclava sexual, luciendo un corpiño metálico dorado con breteles finos y cruzados en la espalda. En la parte de abajo, un sugestivo taparrabos con las partes metálicas de adelante y atrás de las que caía una especie de telón rojo de seda. Botas de cuero, pulseras, un brazalete con forma de serpiente (podríamos ver algo similar en la actualidad) y el toque final es el peinado: esa larga trenza de costado que tiene toda una connotación en sí misma (E.L. James hizo una gran investigación para escribir sus 50 Sombras de Grey).

Fue tan fuerte esa imagen que cambió la forma en la que veíamos a la Princesa Leia, y a Carrie Fisher, por supuesto. Hoy en día hablamos de feminismo y repudiamos la cosificación de la mujer, los tiempos han cambiado. Y ni hace falta mencionar que no estamos de acuerdo con la esclavitud.

Pensemos, si, que hablamos de una prenda que quedó impregnada para siempre en la cultura pop y transformó a una actriz en un símbolo sexual. El bikini dorado es un ícono, como el jean en la historia de la moda, o la minifalda, o el pantalón.

En el verano (norteamericano) de 1983 y con el éxito de la tercera entrega de la primera parte de la saga de Star Wars, la revista Rolling Stone publicó una nota con Carrie Fisher como protagonista. ¿El escenario? Una playa de California. ¿Adivinan por qué? Leia y su bikini dorado son los protagonistas, Darth Vader, en un segundo plano.

El Bikini Dorado en la playa

Revista Rolling Stone – 1983

El Bikini Dorado en la playa.

Revista Rolling Stone – 1983

Friends, Los Simpsons, Family Guy, entre otros programas, han rendido su homenaje a la Princesa Leia y su bikini dorado. Cómo no recordar el pedido de Ross a Rachel para cumplir su fantasía: verla con el sensual atuendo de la Princesa Leia, aunque no lo recrearon exactamente igual porque eligieron el otro peinado famoso. Pobre Ross, su fantasía no terminó del todo bien. 

Tal sigue siendo el impacto del Bikini Dorado, que es el traje elegido por muchas mujeres famosas y no famosas cada vez que hay una convención de Star Wars o una fiesta de disfraces. Y hablamos de una prenda que se usó en una película hace casi 40 años.

EL BIKINI DORADO POLÉMICO

En 2015, tres años después de que Disney comprara los derechos de la franquicia Star Wars, puso a la venta las muñecas de la Princesa Leia con el bikini dorado y la cadena en el cuello. Se armó un revuelo por lo que significaba que los niños vieran al personaje vestido de esa forma. Lo más fuerte del reclamo de los padres, suponemos, es lo que genera esa cadena y la connotación con la esclavitud. A una mujer usando una bikini la vemos en la playa todos los días en verano, o en el cine, en distintas formas y con distintos cuerpos.

Consultada por ese tema y después de que las muñecas salieran del mercado por considerarse una interpretación inadecuada para niños, Carrie Fisher le respondió a uno de esos padres que se preguntaba ¿Qué le voy a decir a mi hija sobre ese traje? “Dile que una babosa gigante me capturó y me forzó a usar ese estúpido traje, y que luego lo maté porque no me gustó. Y luego me lo saqué, en el backstage”, refutó en una entrevista.

La muñeca de la Princesa Leia que se discontinuó del mercado en 2015

“Esa cadena sólo me ‘esclavizó’ hasta que pude usarla para matar a ese gusano babeante de lengua larga y ahorcarlo hasta el infinito”, escribió Carrie Fisher en Twitter el 15 de julio de 2015. Cuando lo leen, ¿no escuchan a la Princesa Leia?.

RUN: “NO TE NECESITO”

RUN: “NO TE NECESITO”

Run, la nueva película del director Aneesh Chaganty (Searching) ofrece un thriller familiar con una heroína particular: está en silla de ruedas. Entre lo más visto de Netflix en Argentina.

Te Puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *